Jump to content

Cual fué tu primera observación astronómica?


Limonflito

Publicaciones recomendadas

Motivado por un reporte que hice anoche el cual me recordó mi primer objeto observado en el cielo, donde obtengo como respuesta un fascinante comentario de @musiclucho sobre cómo , donde y con qué observó su primer objeto astronómico, se me ocurrió armar este post para que comenten cual fué su primer objeto observado, su primer amor, ese que los llevo definitivamente a meterse en el mundo de la astronomía amateur . Les dejo el mensaje de @musiclucho :

 

" Mi primer amor y lo que me engancho al cielo fué la nebulosa de Orion. Estaba por allá en la selva amazónica y entre que tratabamos de trazar constelaciones me dice mi esposa de la tal nebulosa. Yo pues ni idea pero tenía ganas de ver que era eso. Un niño indígena tenía una binoculares casi invervibles y llenos de óxido hasta donde no mas. Al otro día se los pedí prestados y pues con eso fué que vi por primera vez a Orión "

 

Saludos. 

 

 

 

Editado por Limonflito
  • Like 8
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Orión, que cuando era chico la conocía como "Las Tres Marías". La observé con unos binoculares de juguete cuando tenía 8 años y desde entonces me resulta fascinante.  Envidio la vista que tenía en esa época, ahora veo todas las estrellas como si fueran dobles. xD

Editado por cardrw
  • Like 5
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Lo primero que vi en el telescopio fue Saturno, si bien ya me sabia alguna constelación como orion o cruz del sur, y tambien las pléyades aunque les decia "7 cabritas"... de curioso que soy y de mirar muchos documentales, pero nunca me apasionó.

Creo que lo que me hizo comprar el telescopio fueron los documentales de national geographic "COSMOS", no la serie original de Carl Sagan si no esta "reversion" conducida por Neil Degrasse Tyson.

El año pasado durante los meses que la constelación de escorpio es bien visible al oeste apenas anochece me compre el heritage, apenas alinee el buscador apunte directo a Saturno, no lo pense ni medio segundo. Ovbiamente lo tenia bien ubicado... No podia creer lo que estaba viendo, llame a todos en casa para que lo vieran... estaba ahí... en vivo... viendolo con mis propios ojos con MI telescopio... ese planeta que tantas veces habia visto en internet, revistas, en documentales... era real (obviamente lo sabia jaja). Por mas pequeño y pocos detalles en que se vea no se compara verlo en hd en revistas o internet que verlo con tus propios ojos.

De mas esta decir que es un viaje de ida.

Se podria decir que tambien observe con binoculares (10 x 25)mientras esperaba que llegue el teles, pero parafraseando a alguien que se desilucióno y creó un tema en el foro se podria decir que solo vi "puntitos brillantes"

Editado por Javier_2291
  • Like 6
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Al igual que el amigo Javier, lo primero que vi con mi primer telescopio, la noche del mismo dia que volvi de duoptic, fueron estrellas, estrellas, y cada vez habia mas ,  en un momento a simple vista vi una brillante, asi que la fui buscando, y resulto ser Saturno !

 

Mi emocion fue tal que me quede pegado al ocular durante un rato largo, cambiando oculares, con barlow, sin barlow, llame a mi pareja a los gritos y quedamos fascinados mirando esa gloriosa primera imagen de un planeta con anillos de tal majestuosidad como lo es Saturno.

Y al igual que como he leido de muchos aca , por mas que ahora tengo mejores oculares y la vista mas entrenada , esa primera vision es insuperable hasta el momento.

Editado por clear
  • Like 5
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Hola a todos.En mi caso,comienza esto de observar el cielo,desde los 5 o 6 años,viviendo en campana.Recuerdo que el chalecito donde vivíamos,tenía una vereda de mosaicos al fondo de la casa con un terreno como de 50 metros,sembrado en parte por mi vieja,y que ofrecía una perspectiva muy amplia,al Sur,con la pequeña obstrucción de un ciruelo,Oeste completamente libre,y Norte,con un duraznero.Yo,en las noches de verano después de la cena,me tiraba en el piso boca arriba,y contemplaba aquello que no comprendía a cabalidad,como funcionaba aquel espectaculo nocturno,y que me producía una especie de embeleso,al ver como se prendían y apagaban aquella luciérnagas lejanas,que alumbraban realmente con sus destellos,colgando de un cielo profundamente oscuro,y límpido,que a quedado grabado en mis retinas par siempre,destacándose principalmente" las tres Marías",como nunca más las e vuelto a ver.Un poco largo lo mio pero fué así como lucía la noche en aquellos tiempos.Saludos,buenos cielos,y cuídense,César.  

  • Like 8
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

La primera conciencia de los astros me la regaló mi padre, cuando tenía 4 o 5 años. Me señalaba Alnilam, Alnitak, Mintaka, y me decía: "Son los tres Reyes Magos, cuando estén en lo alto, bajarán y te dejarán los regalos..." . Desde entonces, apenas iniciaba diciembre me empecinaba en seguir el ascenso de ese asterismo en la noche del jardín. La primera vez que oí hablar de "las tres Marías" sentí que a todos les habían mentido, que estaban equivocados.

 

Por telescopio lo primero que ví fue un Venus diminuto, sin fase, todo color. El telescopio fue un 30 x 400 de cartón, aún lo tengo de recuerdo.

El primer objeto que me ganara hacia la observación por telescopio fue El Alhajero, (NGC 4755) por el Newton 150 1200 sobre EQ3 Hokenn de mi viejo, recuerdo el color inigualable de esas estrellas.

 

En mi concepto, nunca una imagen de captura y edición podrá suplir la belleza que captan los ojos en visual sobre Orión, Carina, Centauro, Júpiter...

 

 

Lo de Musilucho incita a escribir un cuento.

Saludos.

 

  • Like 5
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Primer asombro astronómico fue en una noche de mucho calor, en Villa Ballester. Habré tenido 6 años. Con mi vieja pusimos colchón afuera, en el patio, y dormimos a la luz de las estrellas, junto con mi viejo y mi hermano de 2 años (hablamos de 38 años atrás, así que el cielo era más impactante que ahora). Todavía tengo presente la estrella fugaz que cruzó unos pocos grados el cielo; y esa imagen la llevaré por siempre. Es como cuando uno recuerda cosas evocadas por los olores (cuyo sentido es el más eficaz en ese aspecto). Aun tengo la sensación de vivir esa noche.

 

Primera vez que vi por un telescopio fue "gracias" a mi prima segunda que llevó un telescopio de juguete al lado de casa, a una vecina mía. Rondaba mis 7 años.

 

Como mi prima era mala (en el sentido más pernicioso que pueda tener el adjetivo), a la vecina y a mi nos hacía ver la luna con el telescopio al revés. Sí. nos hacía mirar por el objetivo y muy de mala leche nos decía "¡¡pero miren que se ve más lindo así!!". Hasta que mi vecina (9 años, igual que mi prima) se calentó mal y le dijo que quería ver como corresponde. Así que le permitió mirar la luna por el ocular. Y cuando me tocó a mi, apenas me dejó observar medio segundo (literalmente) antes de arrebatármelo del ojo.

La imagen fugaz que tuve de la luna fue suficiente para que quede impresa en mi mente hasta el día de hoy (junto con mi desprecio por mi prima, claro).

 

Segunda vez con telescopio: un reflector casero de un conocido. También: dos vistazos y a guardar. No entendía, ni entiendo, por qué el arrebato de guardar todo. Nunca había visto tanta cantidad de estrellas (ni siquiera sé si le apuntó a algo).

 

Saludos

  • Like 5

Javier Iaquinta

 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

hace 29 minutos, sagitario blues dijo:

Lo de Musilucho incita a escribir un cuento

Es cierto Sergio lo que dices;muchos de los que componen el foro,no tuvieron la dicha de ver a ojo pelado,los cielos provincianos de aquella época,que vimos los de mayor edad,y que al recordarlos,causan nostalgia y emoción.Saludos,César. 

  • Like 3
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

hace 7 minutos, javieriaquinta dijo:

 

Como mi prima era mala (en el sentido más pernicioso que pueda tener el adjetivo), a la vecina y a mi nos hacía ver la luna con el telescopio al revés. Sí. nos hacía mirar por el objetivo y muy de mala leche nos decía "¡¡pero miren que se ve más lindo así!!". Hasta que mi vecina (9 años, igual que mi prima) se calentó mal y le dijo que quería ver como corresponde. Así que le permitió mirar la luna por el ocular. Y cuando me tocó a mi, apenas me dejó observar medio segundo (literalmente) antes de arrebatármelo del ojo.

 

Otro cuentíto..... genial reporte¡¡¡¡¡

  • Like 2
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Júpiter en el Gautier de la AAAA hace no mucho tiempo. Me acuerdo que no me impacto ver Júpiter sino ver claramente las 4 lunas galileanas jeje

  • Like 4
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

hace 5 horas, Javier_2291 dijo:

Lo primero que vi en el telescopio fue Saturno, si bien ya me sabia alguna constelación como orion o cruz del sur, y tambien las pléyades aunque les decia "7 cabritas"... de curioso que soy y de mirar muchos documentales, pero nunca me apasionó.

Creo que lo que me hizo comprar el telescopio fueron los documentales de national geographic "COSMOS", no la serie original de Carl Sagan si no esta "reversion" conducida por Neil Degrasse Tyson.

El año pasado durante los meses que la constelación de escorpio es bien visible al oeste apenas anochece me compre el heritage, apenas alinee el buscador apunte directo a Saturno, no lo pense ni medio segundo. Ovbiamente lo tenia bien ubicado... No podia creer lo que estaba viendo, llame a todos en casa para que lo vieran... estaba ahí... en vivo... viendolo con mis propios ojos con MI telescopio... ese planeta que tantas veces habia visto en internet, revistas, en documentales... era real (obviamente lo sabia jaja). Por mas pequeño y pocos detalles en que se vea no se compara verlo en hd en revistas o internet que verlo con tus propios ojos.

De mas esta decir que es un viaje de ida.

Se podria decir que tambien observe con binoculares (10 x 25)mientras esperaba que llegue el teles, pero parafraseando a alguien que se desilucióno y creó un tema en el foro se podría decir que solo vi "puntitos brillantes"

Que buenos los documentales de cosmos!!! los viejos y los nuevos. Que emoción cuando salio la serie nueva de Neil Tyson. Al igual que vos y @clear lo primero que vi (que realmente no lo podía creer) luego de ver la luna fue Saturno

  • Like 5
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Yo no tengo conciencia de cual sea el primer objeto que vi, pero lo que si recuerdo es el momento que dije "Quiero un telescopio" :D y fue cuando apunte unos antiguos 10x50 chinos que habían en mi casa, al cumulo de ptolomeo en las cercanías de escorpión. Recuerdo verlo varias veces esa misma semana e invitar a mi familia exclusivamente a ver ese objeto :) 

 

Irónicamente, cuando me compre telescopio fue el primero objeto al que apunte y no me gustó para nada :( esos objetos pierden su magia en telescopio. luego de eso me reencante con planetaria y con las nebulosas plantearias :)

  • Like 5
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

A "ojo desnudo" siempre me interesó observar y aprender algo de las constelaciones. Un amigo un día (calculo 2006) me prestó un "tasquito" con el que no se veía NADA. Júpiter era una bola naranja. En ese momento no sabía, pero seguro estaba con un 4mm (no había otro ocular).

Después un amigo me prestó un binocular que era del abuelo, un desastre total, pero ahí empecé a entender algo, y a observar varios cúmulos de Crux-Carina. No recuerdo cuál fue el primero la verdad.

Con mis primeros 10x50 seguro fueron las Pléyades del Sur, mi objeto preferido para binoculares.

Un tiempo después el primer objeto que ví por un telescopio fue Saturno, en lo de Seba Otero junto con algunos otros chiflados. Inolvidable.

Cuando finalmente compré mi Mak la idea era "que debute" con Omega Centauri, pero terminó siendo M7, no pude esperar jaja.

 

Abrazos,

  • Like 5
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

hace 48 minutos, sagitario blues dijo:

Por telescopio lo primero que vi.

Como en mi comentario anterior,me fuí por las ramas,sin especificar realmente(como Limonflito lo propuso) cuál fué mi primer observación con un artilugio óptico.Fué en la ultima visita del cometa Halley,ya pasada como una semana de su óptima posición para verlo bien.Como a unos 20 grados sobre el horizonte Oeste,con un telescopio de un amigo 60/700(calculo),pudiendo observar una pequeña coma,que podía confundirse con una estrella si no se prestaba la debida atención.Pero sin experiencia ninguno de los presentes,y a los ponchazos,logramos verlo en su retirada.Saludos,César.

  • Like 4
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Interesantes los relatos precedentes. Todos (o casi) con un punto de partido común: la infancia (años más, años menos) y la capacidad neta de fascinación que tiene la misma.

En mi caso, el gusto por el hobby empezó por el año 2004 aprox.; después de leer muchísimo, y llevado de la mano de los documentales de aquella época.

Mi primer telescopio: un Galileo 70-400 (que hoy uso a veces como tubo guía). Usando el Cartes du Ciel, mi primer objetivo era ver Júpiter. Y entonces la dudas: estará ahí? ese programa funcionará bien? se verá algo? Tantas variables ... hasta que apunté el teles hacia el lugar donde el Cartes me indicaba que iba a estar el planeta, y la gran emoción: cuatro pelotitas brillantes, con una mucho más grande! Ahí estaba Júpiter!

Ese momento es inolvidable; hasta el día de hoy me acuerdo exactamente de la alegría y las sensaciones! Un momento incomparable, único; y aunque observemos -o tengamos la suerte de poseer- distintos OTA, muy "superiores" :supuestamente técnicamente, ninguno pueda dar una vista de ese planeta que siquiera se acerque a la dimensión que tuvo esa primera vez, con el Galileo.

Gran topic éste; y coincido con los muchachos, que da para hacer un libro.

 

Saludos!

  • Like 8

Hugo Beltrán Erpen

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

off topic, bueno maso... Hace 5 horas estoy sin luz en mi barrio y el cielo esta espectacular.

Tengo pereza de sacar el heritage al patio :D

en 5 minutos lo saco, lo prometo jaja

  • Like 3
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Yo lo primero que vi con un reflector galileo 700x76 fue a saturno, de repente apunte ahi en mi primera observacion y estaba el planetita con los anillos, no lo podia creer sinceramente.........

 

Estaba tambien una novia que  cuando lo vio me dijo que no le mienta, que le saque la "figurita" que le habia pegado en el espejo jajaja

 

Cuando le tape el tubo con la mano y lo volvi a destapar tampoco lo podia creer ella jajaja.

 

 

Saludos

  • Like 5
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

hace 6 horas, CODO dijo:

Como en mi comentario anterior,me fuí por las ramas,sin especificar realmente(como Limonflito lo propuso) cuál fué mi primer observación con un artilugio óptico.Fué en la ultima visita del cometa Halley,ya pasada como una semana de su óptima posición para verlo bien.Como a unos 20 grados sobre el horizonte Oeste,con un telescopio de un amigo 60/700(calculo),pudiendo observar una pequeña coma,que podía confundirse con una estrella si no se prestaba la debida atención.Pero sin experiencia ninguno de los presentes,y a los ponchazos,logramos verlo en su retirada.Saludos,César.

Uy si si recuerdo cuando lo vi. parecia un foquito jeje

 

  • Like 2
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Que buenas anécdotas de todos, me encantan estos post, es como juntarnos a tomar mates o algún vino y contarnos estos momentos. Mi primera observación fue cuando tenía 16 años, con unos binoculares de un tío, empece a mirar el cielo hasta que di con la Nebulosa de Orión, Ufff que emoción, salir a contarles a todos lo que había ahí arriba. Años después con un modesto reflector calculo de 75, observe Júpiter y sus 4 lunas, amor a primera vista sin dudas....

Editado por walteriusdp
  • Like 6
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Gracias a Rodrigo por incluirme en este fabuloso hilo y pues si...en la selva Amazónica fué que conocí las estrellas.

Allá se me abrieron los ojos a un mundo que hasta ahora solo se limitaba a saber el orden de los planetas del sistema solar y ya.

Me di cuenta de que tanto alumbra la Luna llena y hasta confundí una de las nubes de Magallanes (que no había visto antes) con una nube solitaria en una noche despejada :lol:

Por primera vez también recuerdo haber visto el asterismo en la Osa Mayor (será el gran cucharon? No se como se le llama en español :$) en un viaje que hicimos 12 horas por rio mucho mas selva adentro a un llugar que los Murui llaman el Chorro de Jidima. 

  • Like 4
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

la primera vez que vi una estrella fué con un invento hecho con los anteojos de mi abuela.Era un niño.Apenas pude apuntar hacia arriaba y apareció un manchón de luz,era una estrella.Luego con un tasco y despues ya pasé a un 8" casero,lo primero que ví apenas llegué a casa,recuerdo que era la tarde,fué Jupiter,de un color amarronado,al cual ,como el mago cacarulo,fué de puro...suerte porque sabía que "por ahí andaba".Luego las noches en companía de buena musica,el mate,la soledad y las estrellas.Nunca más me dejaron.

  • Like 3
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Lo primero que vi apenas me llego el telescopio fue oscuridad....porque no le habia sacado la tapa.:D

Por suerte pude compratir esta primera experiencia con mi hermano, lo primero que vimos fue Sirio y la nebulosa de orion, pero lo que realmente nos marco y nos hizo decir "wow, valio la pena comprar este cachivache" fue ver Jupiter y sus lunas, de ahi en mas, como dijo @Javier_2291 es un viaje de ida. Saludos a todos!

 

Editado por Pollo
  • Like 4
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

A simple vista podía identificar las constelaciones y objetos como Orión y las pleyades además de los planetas que brillaban como un lucero y me daba mucha curiosidad ver mas allá de la vista humana, esta se hacia cada vez mas grande al ver documentales como Cosmos (la versión de Tyson) o Cosmic Voyage (la que esta Morgan Freeman relatando) y me moría por usar un telescopio.

Lo 1ro que vi por un "telescopio", usando un viejo catalejo que tiene mi abuelo guardado en su placard, con catalejo a mano apunte a Júpiter y obviamente este temblaba como un pogo del indio solari a causa de mi pulso, una "pelotita" naranja, y entonces, inconforme me decidí a tener un telescopio, pero no tenia ni 2 mangos :v 

Tuve que molestar por años a mis papas para que me den uno por mi cumpleaños, lo cual fue difícil convencerlo, puesto que pensaban que seria una perdida de tiempo y dinero, que solo se verían puntitos y mas puntitos.

Logre hacer que me compren el Heritage 130p, fue solamente sacarlo de la caja, alinear el buscador y ya empezar a buscar a Saturno, cuando lo encontre rápido llame a todos para decirles que tenia razón y que ese "puntito" se transformó en una esfera achatada con anillos y un satélite a su lado, se hizo una re fila para ver a Saturno y yo solamente jugaba con los oculares y el barlow para solamente "quiero probar como se ve".

Se me fue la pinza escribiendo sorry ^_^

Saludos!!

  • Like 4
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Hola chicos, que lindo post.

 

Desde que recuerdo miro el cielo.

Siempre me gusto saber que eran esas lucecitas que había ahí arriba. Mi papa me brindo algunas escasas explicaciones, felizmente racionales, de lo poco que sabia. El resto lo hicieron las vacaciones familiares en un lugar que mucho después se revelo como el mejor cielo del mundo: Angaco, San Juan. Allí estuve los primeros febreros de mi vida. El abuelo y uno de mis tíos mejoraron un poco mi formación, interrumpida por algunas visiones que ni con telescopio desde el mugroso cielo de Buenos Aires volví a ver: una Via Lactea, una Cruz del Sur y un Orion descomunales, lluvias de meteoritos, Mercurio que nos acompañaba la madrugada que volvíamos a Buenos Aires, entre otros. Los tíos, las primas, los abuelos y mis papas matábamos el hambre (y no es una metáfora…) a fuerza de mirar el cielo (también tocábamos la guitarra y cantábamos, pero esa es otra historia), y de entender que somos tan chiquitos como librados a nuestra suerte.

 

El primer libro con el cual pude atar todos los cabos sueltos que tenia (perdón, linkear) fue Secretos del Cosmos, de Colin Roman (Salvat). Las tres cosas que se, las saque de ahí, mas la cuasi nada patética data de los libros de geografía de primer año del secundario de los 60 (el primer tema, que contenía un par de hojas, era… el universo!!!) mas alguna enciclopedia por ahí.

 

El hito en la divulgación astronómica (después de las misiones espaciales) fue obviamente Cosmos, que a mi me agarro viejo y con todo eso muy bien visto. Bien por las nuevas generaciones, que empezaron a ver temas astronómicos en revistas, libros, hasta en el diario. El Hubble ayudo mucho con sus inspiradoras y vertiginosas imágenes. Ni hablar de la locura informativa de Internet.

 

Mi círculo empezó a cerrarse cuando volví a mirar el cielo (desatendido, pero nunca olvidado), para mostrárselo a mis hijos. Uno de ellos, Martin, se engancho con el fotogénico Saturno que le estallo en sus ojazos desde el refra gigante de Parque Centenario.

Estoy en una edad en que tengo que darme algunos gustos y cumplir algunas metas, de módica dificultad. Así que conseguí mi primer telescopio (adivinaron, una innombrable porquería) y ahora tengo un par de cosas un tanto mas aceptables.

Fui a Ampimpa en uno de esos cursos para docentes: fue como volver a San Juan.

De vez en cuando llevo algún teles a las escuelas, para que los chicos miren. (Y algunos se maravillen y emocionen).

 

Hace un par de años, desplegué en Angaco mi pequeño Vixen 110-1035 mak para mostrarle el cielo a mi anciano tío, que se quedo mirando embelesado. Me dijo que quería mirar bien, porque pronto iba a recorrer ese camino. Unos días después inicio su último viaje a las estrellas. Como regalo adicional, un libro de Astronomia de C. Flammarion (s XIX) que era del abuelo.

 

Y ahora miro de vez en cuando este (llamémosle así) cielo, desde Lanus, acompañado de mi hijo, cuando se queda un ratito conmigo.

 

Martin iniciaría el post con la visión de Saturno, verdadero maestro inspirador de muchos enamorados del cielo. Y así seguirá la cadena interminable e inconclusa.

En fin “…destejer el universo” decía Borges.

 

Abrazo amigos.

  • Like 5
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Qué buenos temas. Ojalá algún día pueda escuchar estas historias, como dijo @walteriusdp, en una gran ronda con mates.

 

Según cuenta mi viejo, cuando yo apenas era un bebé y lloraba mucho él me sacaba a mirar las estrellas. Con eso, dice, me calmaba y dejaba de llorar, miraba atontado prendido del chupete hasta que me adormecía. Y algo de verdad debe tener esa historia pues todavía siento un efecto tranquilizador al mirar el cielo nocturno.

No podría decir con seguridad cuál fue el primer objeto que vi a simple vista porque, como leyeron, miro el cielo desde que tengo apenas unos días, y tengo recuerdos de la Luna, las Pléyades (que también llamaba Siete cabritas), Orión y Venus que son tan viejos como mi memoria. Tengo imágenes en mi cabeza que hablan de veranos mirando la Luna tratando de encontrar a los Reyes Magos, por ejemplo. Sí puedo decir que a la Cruz del sur la conocí gracias a una tarea que me dieron en primer grado y que completé con algunos Anteojitos que hablaban del tema.

 

Demás está decir que siempre quise un telescopio, pero nunca me lo pudieron comprar. Recién estrenando mis 22, en el año 2011, pude acceder a un Galileo 70/300 que compramos con mi vieja y que le "regalamos" a mi hermanito para los Reyes. Claramente era un autorregalo vagamente encubierto. Esa misma noche le apuntamos a la Luna y a Saturno. Desde ahí una parte de mi vida cambió, y espero que la de mi hermano también.

 

 

PD: @tacun qué bello y limpio es el cielo de Angaco. Allí tengo uno de mis rincones para observar. El otro es el fondo de mi casa, el de mi viejo y mi amado Talacasto.

Editado por pablorr
  • Like 3
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Hola amigo pablorr, Angaco era lindo (tiempo pasado), ahora se conurbanizo... hasta en el cielo, salvo que te vayas a la Punta del Monte o arriba del Pie de Palo.

 

Talacasto en una de esas se mantenga bien.

 

Abrazo.

  • Like 1
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Ahora, tacun dijo:

Hola amigo pablorr, Angaco era lindo (tiempo pasado), ahora se conurbanizo... hasta en el cielo, salvo que te vayas a la Punta del Monte o arriba del Pie de Palo.

 

Talacasto en una de esas se mantenga bien.

 

Abrazo.

 

Le estás dando demasiada entidad al pobre Angaco xD

 

No hace falta irse tan lejos: yendo por 21 de Febrero, pasando calle Belgrano, donde comienza esa especie de pampa salitrosa ya se ve bien (aunque al Oeste tenés las luces de la ciudad).

Y Talacasto está deshabitado: salvo por el casero (que apaga las luces a la madrugada) no hay seres humanos ni luz.

  • Like 1
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Pero antes no hacia falta, desde la plaza del pueblo veias un pedazo de Via Lactea que lo tenias que mirar atandote una almohada en el trasero... Porque si no estabas acostumbrado te caias... sentado!!!

 

Una vez vi un cielo increible, ademas de Ampimpa. Nos habiamos quedado en Corrientes con la chata, era de noche, en medio del campo. Mire para arriba... me mori muerto!

  • Like 2
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

uffff.... que hermosa pregunta.

 

Yo recibí mi primer telescopio en la noche buena de 2016 (hace relativamente poco, lo se) y también recuerdo, que despues llovio una semana, y yo me arrancaba los pelos, porque quería probarlo YA!!!!

 

En fin, cuando la lluvia termino, apunté directamente a la Gran Nebulosa de Orión, después vi la estrella mas brillante: Sirius, y su cúmulo vecino M41.

 

Pasaron un par de Semanas, cuando vi a Jupiter y saturno, y si bien, hay mejores imagenes en internet, verlos desde tu patio, con tus propios ojos, a través de un telescopio, la verdad, es incomparable, y a las personas que se las he mostrado se quedaron boquiabiertas (ahora estoy convenciendo a mi viejo que se quede una noche para ver a saturno, como es medio tarde, viste cual es el problema no? igual, el es un apasionado de la astronomia como yo, asi que, algun dia lo veremos juntos, a la "Joya del Sistema Solar")

  • Like 1
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Invitado
Este tema está cerrado a nuevas respuestas.
  • ¿Cómo elegir un telescopio?

     

    Los telescopios vienen en muchas formas y tamaños, y cada tipo tiene sus propias fortalezas y debilidades. El primer paso para decidir qué telescopio comprar es saber para qué lo desea utilizar. Estas son las formas de usar un telescopio:

     

    Astronomía visual: el proceso de mirar a través de un ocular conectado a un telescopio para ver objetos distantes.
    Astrofotografía: la práctica de usar una cámara conectada a un telescopio o lente para fotografiar objetos en el espacio exterior.
    Ambos: si desea utilizar un telescopio tanto para imágenes como para imágenes, ¡también está bien!

     

    Solo sepa que los telescopios que pueden hacer ambas cosas bien generalmente cuestan más.
    Para la astronomía visual, especialmente los telescopios para principiantes, la mayoría de los telescopios ya vienen como un paquete completo. Eso significa que el telescopio estará listo para usar e incluye el telescopio, la montura y cualquier otra cosa que necesite para comenzar, como oculares y otros accesorios. Para hacer astrofotografía que no sea con un teléfono inteligente, los componentes generalmente se venden por separado para permitir un enfoque más personalizado. Esto significa que si está interesado en obtener imágenes más allá de solo con un teléfono inteligente, generalmente deberá comprar el telescopio, la montura y la cámara por separado.

     

    El segundo paso para decidir qué telescopio comprar es tener una idea de lo que principalmente desea observar o fotografiar. Si puede reducirlo entre uno u otro, hará que su decisión sea mucho más fácil. Por supuesto, un telescopio se puede usar para otros fines, como la visualización terrestre (durante el día), pero es importante decidir primero cómo lo usará por la noche:

     

    Objetos planetarios / del sistema solar: esto incluye los planetas, la Luna y el Sol.
    Objetos del cielo profundo: esto incluye galaxias, nebulosas, cúmulos de estrellas y cualquier otra cosa más allá de nuestro sistema solar.0

     

    Tanto espacio profundo como Planetaria: hay un grupo selecto de telescopios que son excelentes tanto para cielo profundo como planetario, especialmente para astrofotografía, pero generalmente cuestan más.
    El tercer y último paso para decidir qué telescopio comprar es incorporar su presupuesto, qué tan portátil es la configuración que desea y su nivel de habilidad en su decisión. 

     

    Recomendamos leer ¿Cómo elegir un telescopio?

     

    Introducción a las monturas de telescopios

    Aunque la mayoría de los telescopios para principiantes ya vienen con algún tipo de montura incluida, comprar una montura por separado puede abrir muchas puertas para más posibilidades de observación o imágenes. Para los observadores visuales, un montaje de altitud-azimut es el camino a seguir. Para los astrofotógrafos que realizan imágenes de cielo profundo, una montura ecuatorial producirá los mejores resultados. Las monturas híbridas combinan lo mejor de ambos mundos a un precio más alto, y los rastreadores de estrellas son como mini monturas ecuatoriales para el creador de imágenes que viaja o para el principiante.

     

    Para astrofotografía, especialmente para imágenes de cielo profundo, la montura es posiblemente el componente más importante de cualquier configuración. Sí, lo has leído bien, ¡incluso más importante que el telescopio o la cámara! La razón de esto es que es solo la montura la que determina la precisión con la que su cámara y telescopio pueden rastrear el cielo y, por lo tanto, cuánto tiempo puede exponer sin experimentar rastros de estrellas. Recoger la mayor cantidad de luz posible es fundamental en la astrofotografía de cielo profundo, y sin una montura ecuatorial de calidad, estará limitado en la cantidad de luz que puede recolectar en cada exposición. Por esta razón, además de la cámara y el telescopio, recomendamos gastar alrededor de la mitad de su presupuesto total en la montura para obtener imágenes de cielo profundo.

     

    Otra consideración importante para la obtención de imágenes de cielo profundo con una montura ecuatorial es la capacidad de carga útil. La capacidad de carga útil, que es la cantidad de peso que puede soportar la montura (excluidos los contrapesos), es la especificación más importante para cualquier montura ecuatorial. 

     

    Para los observadores visuales que tienen un telescopio pero no una montura, las monturas independientes de altitud-azimut son una excelente opción. Muchos de estos vienen con la misma capacidad computarizada que tienen la mayoría de las monturas ecuatoriales. Después de un proceso de alineación simple, esta capacidad de acceso computarizado permite que la montura no solo encuentre y apunte a los objetos automáticamente, sino que los rastree y los mantenga centrados a través del ocular. Para los observadores binoculares, un trípode con un cabezal de altitud-azimut hace que la experiencia sea simple y agradable, y los montajes estilo paralelogramo mejoran esto al permitir ángulos de visión aún más cómodos.

    Ya sea que solo esté esperando agregar la capacidad de seguimiento y acceso a su telescopio visual existente o si tiene la mira puesta en fotografiar galaxias y nebulosas débiles, ofrecemos una amplia variedad de soportes para cualquier necesidad. 

     

    Ver todas las monturas

     

    Introducción a las cámaras para astronomía

    Como ocurre con la mayoría de los equipos de astronomía, no existe una cámara de "talla única" que sea la mejor en todo. Si espera obtener imágenes de objetos del espacio profundo, una cámara de astronomía refrigerada es el camino a seguir. Si espera obtener imágenes de los planetas, la luna, el sol u otros objetos del sistema solar, una cámara de alta velocidad de fotogramas hará maravillas por usted. Comprender la diferencia entre estos diferentes tipos de cámaras y sus especificaciones lo ayudará a decidir cuál es su próxima cámara para astronomía.

     

    Para obtener imágenes de cielo profundo, se trata de maximizar la cantidad de luz que puede recolectar y lo limpia que es la imagen. Cuando se toman imágenes de objetos del cielo profundo, es mejor utilizar una cámara refrigerada, que puede evitar el ruido durante exposiciones prolongadas. Las cámaras con mayor eficiencia cuántica, tamaños de píxeles más grandes, mayor capacidad de pozo completo (full well) y menor ruido de lectura, entre otras especificaciones, producirán imágenes más limpias. Haga clic aquí para ver nuestras recomendaciones sobre las mejores cámaras de imágenes de cielo profundo para principiantes.

     

    Para las imágenes planetarias, se trata de maximizar la cantidad de detalles en los planetas y otros objetos del sistema solar, que generalmente son increíblemente pequeños. Los planetas son tan pequeños que no solo requieren un telescopio de larga distancia focal, sino que las turbulencias en la atmósfera pueden tener un gran efecto en el nivel de detalle de la imagen. Para imágenes planetarias, un sensor pequeño y una cámara de alta velocidad de fotogramas es su mejor amigo. Haga clic aquí para ver nuestras recomendaciones sobre las mejores cámaras planetarias, lunares y solares.

     

     

  • Astronomia Definición

    La astronomía es la ciencia que estudia los cuerpos celestes del universo, incluidos las estrellas, los planetas, sus satélites naturales, los asteroides, cometas y meteoroides, la materia interestelar, las nebulosas, la materia oscura, las galaxias y demás; por lo que también estudia los fenómenos astronómicos ligados a ellos, como las supernovas, los cuásares, los púlsares, la radiación cósmica de fondo, los agujeros negros, entre otros, así como las leyes naturales que las rigen. La astronomía, asimismo, abarca el estudio del origen, desarrollo y destino final del Universo en su conjunto mediante la cosmología, y se relaciona con la física a través de la astrofísica, la química con la astroquímica y la biología con la astrobiología.

     

    Su registro y la investigación de su origen viene a partir de la información que llega de ellos a través de la radiación electromagnética o de cualquier otro medio. La mayoría de la información usada por los astrónomos es recogida por la observación remota, aunque se ha conseguido reproducir, en algunos casos, en laboratorio, la ejecución de fenómenos celestes, como, por ejemplo, la química molecular del medio interestelar. Es una de las pocas ciencias en las que los aficionados aún pueden desempeñar un papel activo, especialmente sobre el descubrimiento y seguimiento de fenómenos como curvas de luz de estrellas variables, descubrimiento de asteroides y cometas, etc.

    La astronomía ha estado ligada al ser humano desde la antigüedad y todas las civilizaciones han tenido contacto con esta ciencia. Personajes como Aristóteles, Tales de Mileto, Anaxágoras, Aristarco de Samos, Hiparco de Nicea, Claudio Ptolomeo, Hipatia de Alejandría, Nicolás Copérnico, Tycho Brahe, Johannes Kepler, Galileo Galilei, Christiaan Huygens o Edmund Halley han sido algunos de sus cultivadores. La metodología científica de este campo empezó a desarrollarse a mediados del siglo XVII. Un factor clave fue la introducción del telescopio por Galileo Galilei, que permitió examinar el cielo de la noche más detalladamente. El tratamiento matemático de la Astronomía comenzó con el desarrollo de la mecánica celeste y con las leyes de gravitación por Isaac Newton, aunque ya había sido puesto en marcha por el trabajo anterior de astrónomos como Johannes Kepler. Hacia el siglo XIX, la Astronomía se había desarrollado como una ciencia formal, con la introducción de instrumentos tales como el espectroscopio y la fotografía, que permitieron la continua mejora de telescopios y la creación de observatorios profesionales.

     

    La palabra astronomía proviene del latín astrŏnŏmĭa /astronomía/ y esta del griego ἀστρονομία /astronomía/. Está compuesta por las palabras άστρον /ástron/ 'estrellas', que a su vez viene de ἀστῆρ /astḗr/ 'estrella', 'constelación', y νόμος /nómos/ 'regla', 'norma', 'orden'.

    El lexema ἀστῆρ /astḗr/ está vinculado con las raíces protoindoeuropeas *ster~/*~stel (sust.) 'estrella' presente en la palabra castiza «estrella» que llega desde la latina «stella». También puede vérsele en: astrología, asteroide, asterisco, desastre, desastroso y muchas otras.

    El lexema ~νομία /nomíā/ 'regulación', 'legislación'; viene de νέμω /némoo/ 'contar', 'asignar', 'tomar', 'distribuir', 'repartir según las normas' y está vinculado a la raíz indoeuropea *nem~ 'contar', 'asignar', 'tomar', distribuir'; más el lexema ~ία /~íā/ 'acción', 'cualidad'. Puede vérsela en: dasonomía, macrotaxonomía, tafonomía y taxonomía.

    Etimológicamente hablando la astronomía es la ciencia que trata de la magnitud, medida y movimiento de los cuerpos celestes.

×
×
  • Crear nuevo...