Jump to content

Un apogeo (del griego ἀπό 'aparte, lejos de' y γεω- 'terrestre, relativo al planeta Tierra') lunar es el punto en una órbita elíptica alrededor de la Tierra en el que la Luna se encuentra más alejada del centro de ésta. El punto orbital opuesto, el más cercano, se llama perigeo.
 

Oposición es el aspecto o configuración de dos astros que se encuentran, en relación a la Tierra, en dos puntos del cielo diametralmente opuestos. Dos astros con longitud celeste geocéntrica que difiere en 180º.
 
Sólo los planetas exteriores (Marte, Jupiter, Urano, Neptuno) y la Luna pueden encontrarse en oposición al Sol.  La Tierra se encuentra entre el Sol y el planeta. Cuando ocurre, el planeta pasa por el meridiano del lugar a medianoche.
 
El planeta es visible durante toda la noche y ocupa su posición más cercana a la Tierra, por lo que su diámetro es el mayor posible y las condiciones de observación telescópica son idóneas.
 
Desde el punto de vista de la observación telescópica, si la oposición tiene lugar cerca del perihelio del planeta (oposiciones perihélicas) la distancia del planeta a la Tierra es mínima y la observación muy favorable. Por el contrario, si la oposición ocurre cerca del afelio, es muy desfavorable.

Conjunción de Aldebarán a 6.3° Sur de la Luna
 
Las conjunciones lunares son el resultado del acercamiento aparente de la Luna a otro objeto celeste, ya sea un planeta u objeto de espacio profundo. Estos fenómenos astronómicos son acontecimientos que podemos ver sin ayuda de ningún tipo de telescopio. Además, en muchas ocasiones, se puede apreciar aunque exista contaminación lumínica.

Conjunción de Pólux a 3.4° Norte de la Luna
 
Las conjunciones lunares son el resultado del acercamiento aparente de la Luna a otro objeto celeste, ya sea un planeta u objeto de espacio profundo. Estos fenómenos astronómicos son acontecimientos que podemos ver sin ayuda de ningún tipo de telescopio. Además, en muchas ocasiones, se puede apreciar aunque exista contaminación lumínica.

También llamada Luna nueva astronómica o Luna negra, corresponde a la Luna nueva real; habitualmente, es imposible ver esta fase de la Luna a simple vista, ya que se encuentra oculta tras el resplandor solar, y solo es posible observarla cuando ocurre un eclipse total de Sol, lo cual acontece únicamente durante esta fase lunar. Cada día que pasa después de esta fase, la iluminación de la Luna es cada vez mayor. En la Luna nueva, la Luna recorre entre 0 y 45 grados de su órbita.

Conjunción de Venus a 4.4° Sur de la Luna
 
Las conjunciones lunares son el resultado del acercamiento aparente de la Luna a otro objeto celeste, ya sea un planeta u objeto de espacio profundo. Estos fenómenos astronómicos son acontecimientos que podemos ver sin ayuda de ningún tipo de telescopio. Además, en muchas ocasiones, se puede apreciar aunque exista contaminación lumínica.

Conjunción de Spica a 6.3° Sur de la Luna
 
Las conjunciones lunares son el resultado del acercamiento aparente de la Luna a otro objeto celeste, ya sea un planeta u objeto de espacio profundo. Estos fenómenos astronómicos son acontecimientos que podemos ver sin ayuda de ningún tipo de telescopio. Además, en muchas ocasiones, se puede apreciar aunque exista contaminación lumínica.

Esta fase lunar se da cuatro días después de la Luna creciente. En esta fase de la Luna, el 50 % de su cara visible es iluminada por el Sol, por lo que la Luna muestra, en el hemisferio norte, la mitad derecha iluminada y la mitad izquierda oscura, y en el hemisferio sur muestra la mitad derecha oscura y la mitad izquierda iluminada. Esta fase lunar es visible en la mitad del día y en la mitad de la noche, por lo que tiene su orto aproximadamente a las 12 h., su cenit a las 18 h. y su ocaso, a las 00;00 h. En el cuarto creciente, la Luna recorre entre 90 y 135 grados de su órbita.

Conjunción de Antares a 4.5° Sur de la Luna
 
Las conjunciones lunares son el resultado del acercamiento aparente de la Luna a otro objeto celeste, ya sea un planeta u objeto de espacio profundo. Estos fenómenos astronómicos son acontecimientos que podemos ver sin ayuda de ningún tipo de telescopio. Además, en muchas ocasiones, se puede apreciar aunque exista contaminación lumínica.

Se denomina perigeo (del adjetivo griego περίγειος) lunar al punto de la órbita elíptica que recorre la Luna alrededor de la Tierra en el cual dicho cuerpo se halla más cerca de su centro. En el perigeo la velocidad orbital es la máxima de toda la órbita. Es el momento en el que la Luna se encuentra más cerca de la Tierra, y se ve más grande. Si el perigeo coincide con una Luna Llena, entonces se llama Superluna.
 

Oposición es el aspecto o configuración de dos astros que se encuentran, en relación a la Tierra, en dos puntos del cielo diametralmente opuestos. Dos astros con longitud celeste geocéntrica que difiere en 180º.
 
Sólo los planetas exteriores (Marte, Jupiter, Urano, Neptuno) y la Luna pueden encontrarse en oposición al Sol.  La Tierra se encuentra entre el Sol y el planeta. Cuando ocurre, el planeta pasa por el meridiano del lugar a medianoche.
 
El planeta es visible durante toda la noche y ocupa su posición más cercana a la Tierra, por lo que su diámetro es el mayor posible y las condiciones de observación telescópica son idóneas.
 
Desde el punto de vista de la observación telescópica, si la oposición tiene lugar cerca del perihelio del planeta (oposiciones perihélicas) la distancia del planeta a la Tierra es mínima y la observación muy favorable. Por el contrario, si la oposición ocurre cerca del afelio, es muy desfavorable.

Conjunción de Marte a 0.1° Norte de Mercurio
 
Dos astros están en conjunción cuando observados desde un tercero (generalmente la Tierra) se hallan en la misma longitud celeste. Como la latitud celeste puede ser diferente los astros se aproximan mucho en el cielo, aunque no coinciden, pasando uno por encima del otro. La conjunción es uno de los principales aspectos de los planetas. También es aplicable a cualquier objeto celeste que esté ubicado próximo visualmente a otro.
 
La Luna se halla en conjunción con el Sol cuando pasa entre este y la Tierra, es decir en la Luna nueva. Si las latitudes no son muy diferentes, es decir si la Luna está cerca de los nodos de su órbita, ocurrirá un eclipse de sol.
 
Los planetas interiores (Mercurio y Venus) se hallan en conjunción inferior cuando pasan entre el Sol y la Tierra; entonces el planeta se encuentra a la mínima distancia de la Tierra y nos presenta su mayor diámetro y su cara no iluminada. Si los planetas tienen una latitud pequeña (están cerca de la eclíptica o cerca del nodo de su órbita) entonces puede ocurrir un tránsito de estos planetas por el disco solar. Los planetas interiores están en conjunción superior cuando es el Sol el que se halla situado entre ellos y nuestro planeta. Están entonces a la máxima distancia de la Tierra y presentan su diámetro más pequeño y su cara totalmente iluminada. Son difíciles de observar porque al hallarse cerca del Sol salen y se ponen con él.
 
Los planetas exteriores a la órbita de la Tierra (el resto) sólo pueden hallarse en conjunción superior, que se denomina simplemente conjunción, pues el planeta no puede pasar entre el Sol y la Tierra. No debe confundirse con oposición, que es cuando la Tierra pasa entre el Sol y el planeta exterior.

Conjunción de Saturno a 3.8° Norte de la Luna
 
Las conjunciones lunares son el resultado del acercamiento aparente de la Luna a otro objeto celeste, ya sea un planeta u objeto de espacio profundo. Estos fenómenos astronómicos son acontecimientos que podemos ver sin ayuda de ningún tipo de telescopio. Además, en muchas ocasiones, se puede apreciar aunque exista contaminación lumínica.

Conjunción de Júpiter a 4.1° Norte de la Luna
 
Las conjunciones lunares son el resultado del acercamiento aparente de la Luna a otro objeto celeste, ya sea un planeta u objeto de espacio profundo. Estos fenómenos astronómicos son acontecimientos que podemos ver sin ayuda de ningún tipo de telescopio. Además, en muchas ocasiones, se puede apreciar aunque exista contaminación lumínica.

Cuando la concavidad de la parte luminosa de la Luna logra verse en la totalidad de una de sus caras, hasta formar un círculo. Su salida es aproximadamente a las 6:00 h. p. m.; el cenit lo alcanza aproximadamente durante la medianoche y se oculta cerca de las 06:00 de la mañana. La Luna llena viene a marcar justo la mitad del mes lunar (14 días, 18 horas, 21 minutos 36 segundos).

Un apogeo (del griego ἀπό 'aparte, lejos de' y γεω- 'terrestre, relativo al planeta Tierra') lunar es el punto en una órbita elíptica alrededor de la Tierra en el que la Luna se encuentra más alejada del centro de ésta. El punto orbital opuesto, el más cercano, se llama perigeo.
 

El cuarto menguante es una fase en la cual la superficie de la Luna visible desde nuestro planeta se va reduciendo. En esta fase, la Luna es visible durante la madrugada y la mañana. La superficie que se puede observar pasa, en el periodo, del 65% al 35%. Tiene su cara a las 12 de la medianoche, alcanza el cenit en el cielo a las 6 de la mañana y su ocaso se produce a las 12 del mediodía, es decir, esta fase lunar corresponde al período de días durante el cual es posible observar a la Luna en el cielo durante las horas de la mañana.

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

Términos y condiciones de uso de Espacio Profundo