Jump to content
  • Como orientar un ecuatorial

    Como orientar una montura ecuatorial para fotografía

     

    Extractado del Libro 'Fotografía Astronómica' de José Galli - Correo Fotográfico Sudamericano.

     

    En la fotografía de regiones del cielo se requiere: aspecto puntiforme de las imágenes de las estrellas y limpieza en los detalles.

     

    De nada nos serviría el elegir objetos apropiados y de buena óptica, si las fotos tuviesen que presentar imágenes estelares ovaladas o corridas en forma de trazos y detalles imprecisos. Lo primero que se requiere para obtener resultados aceptables, consiste en una prolija orientación del telescopio; ésta debe llevarse a efecto con mayores cuidados que si se tratara de orientar u instrumento para la observación visual. La operación se realiza en forma definitiva pues el aparato, que se presume colocado en un lugar fijo y sobre mampostería, no debe necesitar retoque alguno de orientación si esta ha sido efectuada, en principio, con los cuidados necesarios. (actualmente, debido a que normalmente vivimos en ciudades, no es lo mas común tener el telescopio definitivo en un lugar, por lo que se lleva al campo. De todas maneras una orientación no debería tomar mas de 30 minutos).

     

    La orientación del eje polar, según ya hemos indicado, comprende dos ajustes: uno en dirección y otro en inclinación. La dirección debe ser exactamente norte-sud y precisamente, con el extremo elevado hacia el sud o el norte según sea el austral o boreal el hemisferio en que actúa el operador. En cuanto a la inclinación, esta debe ser igual en valor angular, a la latitud geográfica del punto en que esta colocado el instrumento, dato que se presume conozca de antemano el aficionado con relativa exactitud. (basta conocerla al minuto de arco).

     

    Una primera orientación aproximada puede efectuarse utilizando una brújula, colocando el eje en la misma dirección de su aguja, corregida, posiblemente, de la declinación magnética.(*).

     
    La inclinación del eje podrá establecerse, con cierta aproximación, utilizando un nivel y una pequeña escuadra de cartón o madera, construida a propósito; ésta deberá  tener un ángulo igual a la latitud. Colocada, la escuadra sobre el eje polar del instrumento de manera que la arista del ángulo correspondiente a la latitud se encuentre del lado del polo elevado, se dará al eje una inclinación tal que un nivel colocado sobre el lado superior de la escuadra denuncie horizontalidad. Antes de proceder al ajuste fino de la orientación, para lo cual se utiliza el telescopio-guía, convendrá cerciorarse que cuando el eje de declinación se encuentra en posición horizontal, el índice del círculo graduado del ángulo horario señale al cero del dial, que corresponde a un ángulo horario nulo. Recordamos que el ángulo horario de un astro es el ángulo que forma con el meridiano de lugar el círculo horario que pasa por el astro. Se mide a partir del meridiano de cero horas a 12 horas hacia el oeste con signo positivo y de cero horas a 12 horas hacia el este con signo negativo. Convendrá también familiarizarse con el empleo del retículo y para esto, muévase el telescopio, haciéndolo girar sobre el eje de declinación hasta que apunte a una declinación próxima al ecuador; frénese el movimiento en declinación y suéltese el de ángulo horario. Moviéndose entonces libremente el telescopio en el sentido de las ascensiones rectas, rectifíquese la posición de los hilos del retículo dando vuelta al ocular de manera que las estrellas atraviesen si campo siguiendo la dirección de uno de los hilos sobre el cual se podrá establecer la dirección este-oeste por el sentido en el cual se desplazan en el campo las estrellas por el movimiento diurno. (se dirigen al oeste, con el motor detenido).  El hilo perpendicular señala la dirección  norte-sud. Se puede saber donde esta el sur moviendo el telescopio con la mano -forzándolo levemente hacia el norte, (debe estar frenado).
    Las estrellas se moverán hacia el sur.
     
    Convendría repetir varias veces estas operaciones a fin de familiarizarse con los movimientos de las estrellas tal como aparece en el campo del ocular donde la inversión producida por el objetivo, y la eventual de un prisma crean condiciones particulares de orientación.
     
    Ajuste fino
    Veamos ahora como deberá proceder al ajuste fino de la orientación del instrumento, un observador situado en el hemisferio austral. Se deberán practicar dos rectificaciones: la de la inclinación del eje polar sobre el plano del horizonte y la de su dirección en el horizonte que dícese también rectificación en acimut.

    A los efectos de la rectificación de la inclinación póngase en marcha el movimiento de la relojería y colóquese en el cruce del retículo una estrella no muy alejada del ecuador, a 6 horas  de ángulo horario este (cerca del horizonte este y el ecuador celeste). Obsérvese sus desplazamientos en el retículo durante unos cuantos minutos de marcha.

     

    Si la estrella se desplaza hacia el norte, esto indica que débese levantar el extremo sud del eje; si se desplaza el sud, se bajará el mismo extremo. Repítase esta operación sobre otras estrellas siempre a 6 horas de ángulo horario este, en varias declinaciones.

    Cuando, durante algunos minutos de marcha de la relojería, no se observan desplazamientos sensibles o muy pronunciados de las estrellas hacia el norte o sud, diríjase el telescopio al oeste y céntrese una estrella a 6 horas de ángulo horario en esa dirección. En este caso, si la estrella se desplaza hacia el norte, debe bajarse el extremo sud del eje, y se levantará si el desplazamiento de la estrella se produce hacia el sud. Tras una serie de tales observaciones, fíjese la inclinación del eje en un punto en que se verifique el menor corrimiento de las estrellas hacia el norte o hacia el sud.

     

    image.png

     
    El observador en el hemisferio boreal deberá proceder de distinta manera, levantando el eje en aquellos casos en que el observador austral lo baja y viceversa.

     

    Podremos proceder entonces a la rectificación de la dirección o sea del acimut del eje. Trabase el telescopio en las cercanías del meridiano  (no mas de media hora de ángulo horario) - mirando para arriba- y siempre con el movimiento de relojería en marcha, céntrese una estrella en el retículo. Si se desplaza hacia el sud, esto indica que el extremo elevado del eje polar debe ser dirigido mas al este; por el contrario deberá desplazarse mas hacia el oeste si corrimiento se produce en dirección opuesta o sea hacia el norte.

     

     

    image.png
     
    El observador boreal habrá de orientar el eje mas hacia el este cuando la estrella se desplaza al norte y mas hacia el oeste cuando la estrella se corre al sud.

    Evidentemente las operaciones de rectificación de inclinación y acimut, se complementan y corrigen recíprocamente; por este motivo deberán repetirse alternadamente, y así llegar a una orientación satisfactoria en la que no se noten, durante un intervalo de varios minutos, corrimientos sensibles de las estrellas al norte o hacia el sud.

     

    Los corrimientos que se notaren hacia el este o hacia el oeste no dependen, evidentemente, de errores en la orientación del instrumento, sino de errores de marcha del movimiento de relojería, los que podrán ser bastante pronunciados si no se hubiera hecho la regulación necesaria.

    En caso de tener un motor en el eje ecuatorial, deberá regularse hasta seguir el movimiento diurno. De todas maneras el hecho que no sea importante el desplazamiento E-W para la orientación, hace que no sea imprescindible, pero si muy cómodo, el motor de seguimiento, para las operaciones de orientación de la montura ecuatorial.

     

    Empero, sería ilógico pretender que, durante intervalos muy largos, no se deba observar corrimiento alguno de las estrellas en dirección norte o sud, pues estos pueden producirse por efecto de la refracción atmosférica o de leves torsiones elásticas en las partes del telescopio. Tales flexiones, en las monturas de tipo alemán, pueden considerarse uniformes en cualquier ángulo horario, no así en las monturas de horquilla en las que la flexión puede ser máxima en las cero horas o a las 6 horas de ángulo horario, según sea su construcción. De todos modos, los efectos de flexión son mucho mas sensibles en las monturas de los telescopios de larga distancia focal que en los pequeños instrumentos a los que especialmente nos referimos.





  • ¿Qué es la Astrofotografía?

    La astrofotografía es una mezcla entre la fotografía y la astronomía amateur que consiste en la captación fotográfica de las imágenes de los cuerpos celestes. El empleo de la fotografía en la astronomía de cielo profundo supone una serie de ventajas respecto a la observación directa, por cuanto que la emulsión fotográfica, expuesta por un tiempo suficientemente largo, viene impresionada también de radiaciones visibles de intensidad demasiado débil para poder ser percibidas por el ojo humano, incluso con la ayuda de potentes telescopios.

    Además el uso de emulsiones particularmente sensibilizadas permite el estudio de los cuerpos celestes que emiten radiaciones comprendidas en zonas del espectro luminosos a las cuales el ojo humano no es sensible. A menudo son usados también sistemas digitales, basados sobre CCD o CMOS, enfriados a bajísimas temperaturas para disminuir el ruido electrónico. Gracias al uso de filtros interferenciales, es también posible obtener fotografías sólo a la luz de algunas líneas espectrales, obteniendo por consiguiente informaciones sobre la composición de su fuente de luz.

    Para la práctica de la astrofotografía, pueden emplearse cámaras digitales compactas de calidad y costo accesible, cuyas calidad de ópticas y opciones de configuración en los tiempos de exposición, sensibilidad, abertura y foco, permitan la obtención de imágenes más que aceptables.

    Cámara digital reflex montada a trípode ecuatorial con seguimiento simple.

    Para fotografiar objetos del cielo profundo es recomendable el uso de cámaras réflex, por su amplia gama de opciones de exposición, focal, sensibilidad del sensor, etc. Las cámaras DSLR (Digital Single Lens Reflex) permiten adaptar el cuerpo a telescopios, logrando así tomas con más y mejores detalles.

  • ¿Cómo elegir un telescopio?

     

    Los telescopios vienen en muchas formas y tamaños, y cada tipo tiene sus propias fortalezas y debilidades. El primer paso para decidir qué telescopio comprar es saber para qué lo desea utilizar. Estas son las formas de usar un telescopio:

     

    Astronomía visual: el proceso de mirar a través de un ocular conectado a un telescopio para ver objetos distantes.
    Astrofotografía: la práctica de usar una cámara conectada a un telescopio o lente para fotografiar objetos en el espacio exterior.
    Ambos: si desea utilizar un telescopio tanto para imágenes como para imágenes, ¡también está bien!

     

    Solo sepa que los telescopios que pueden hacer ambas cosas bien generalmente cuestan más.
    Para la astronomía visual, especialmente los telescopios para principiantes, la mayoría de los telescopios ya vienen como un paquete completo. Eso significa que el telescopio estará listo para usar e incluye el telescopio, la montura y cualquier otra cosa que necesite para comenzar, como oculares y otros accesorios. Para hacer astrofotografía que no sea con un teléfono inteligente, los componentes generalmente se venden por separado para permitir un enfoque más personalizado. Esto significa que si está interesado en obtener imágenes más allá de solo con un teléfono inteligente, generalmente deberá comprar el telescopio, la montura y la cámara por separado.

     

    El segundo paso para decidir qué telescopio comprar es tener una idea de lo que principalmente desea observar o fotografiar. Si puede reducirlo entre uno u otro, hará que su decisión sea mucho más fácil. Por supuesto, un telescopio se puede usar para otros fines, como la visualización terrestre (durante el día), pero es importante decidir primero cómo lo usará por la noche:

     

    Objetos planetarios / del sistema solar: esto incluye los planetas, la Luna y el Sol.
    Objetos del cielo profundo: esto incluye galaxias, nebulosas, cúmulos de estrellas y cualquier otra cosa más allá de nuestro sistema solar.0

     

    Tanto espacio profundo como Planetaria: hay un grupo selecto de telescopios que son excelentes tanto para cielo profundo como planetario, especialmente para astrofotografía, pero generalmente cuestan más.
    El tercer y último paso para decidir qué telescopio comprar es incorporar su presupuesto, qué tan portátil es la configuración que desea y su nivel de habilidad en su decisión. 

     

    Recomendamos leer ¿Cómo elegir un telescopio?

     

    Introducción a las monturas de telescopios

    Aunque la mayoría de los telescopios para principiantes ya vienen con algún tipo de montura incluida, comprar una montura por separado puede abrir muchas puertas para más posibilidades de observación o imágenes. Para los observadores visuales, un montaje de altitud-azimut es el camino a seguir. Para los astrofotógrafos que realizan imágenes de cielo profundo, una montura ecuatorial producirá los mejores resultados. Las monturas híbridas combinan lo mejor de ambos mundos a un precio más alto, y los rastreadores de estrellas son como mini monturas ecuatoriales para el creador de imágenes que viaja o para el principiante.

     

    Para astrofotografía, especialmente para imágenes de cielo profundo, la montura es posiblemente el componente más importante de cualquier configuración. Sí, lo has leído bien, ¡incluso más importante que el telescopio o la cámara! La razón de esto es que es solo la montura la que determina la precisión con la que su cámara y telescopio pueden rastrear el cielo y, por lo tanto, cuánto tiempo puede exponer sin experimentar rastros de estrellas. Recoger la mayor cantidad de luz posible es fundamental en la astrofotografía de cielo profundo, y sin una montura ecuatorial de calidad, estará limitado en la cantidad de luz que puede recolectar en cada exposición. Por esta razón, además de la cámara y el telescopio, recomendamos gastar alrededor de la mitad de su presupuesto total en la montura para obtener imágenes de cielo profundo.

     

    Otra consideración importante para la obtención de imágenes de cielo profundo con una montura ecuatorial es la capacidad de carga útil. La capacidad de carga útil, que es la cantidad de peso que puede soportar la montura (excluidos los contrapesos), es la especificación más importante para cualquier montura ecuatorial. 

     

    Para los observadores visuales que tienen un telescopio pero no una montura, las monturas independientes de altitud-azimut son una excelente opción. Muchos de estos vienen con la misma capacidad computarizada que tienen la mayoría de las monturas ecuatoriales. Después de un proceso de alineación simple, esta capacidad de acceso computarizado permite que la montura no solo encuentre y apunte a los objetos automáticamente, sino que los rastree y los mantenga centrados a través del ocular. Para los observadores binoculares, un trípode con un cabezal de altitud-azimut hace que la experiencia sea simple y agradable, y los montajes estilo paralelogramo mejoran esto al permitir ángulos de visión aún más cómodos.

    Ya sea que solo esté esperando agregar la capacidad de seguimiento y acceso a su telescopio visual existente o si tiene la mira puesta en fotografiar galaxias y nebulosas débiles, ofrecemos una amplia variedad de soportes para cualquier necesidad. 

     

    Ver todas las monturas

     

    Introducción a las cámaras para astronomía

    Como ocurre con la mayoría de los equipos de astronomía, no existe una cámara de "talla única" que sea la mejor en todo. Si espera obtener imágenes de objetos del espacio profundo, una cámara de astronomía refrigerada es el camino a seguir. Si espera obtener imágenes de los planetas, la luna, el sol u otros objetos del sistema solar, una cámara de alta velocidad de fotogramas hará maravillas por usted. Comprender la diferencia entre estos diferentes tipos de cámaras y sus especificaciones lo ayudará a decidir cuál es su próxima cámara para astronomía.

     

    Para obtener imágenes de cielo profundo, se trata de maximizar la cantidad de luz que puede recolectar y lo limpia que es la imagen. Cuando se toman imágenes de objetos del cielo profundo, es mejor utilizar una cámara refrigerada, que puede evitar el ruido durante exposiciones prolongadas. Las cámaras con mayor eficiencia cuántica, tamaños de píxeles más grandes, mayor capacidad de pozo completo (full well) y menor ruido de lectura, entre otras especificaciones, producirán imágenes más limpias. Haga clic aquí para ver nuestras recomendaciones sobre las mejores cámaras de imágenes de cielo profundo para principiantes.

     

    Para las imágenes planetarias, se trata de maximizar la cantidad de detalles en los planetas y otros objetos del sistema solar, que generalmente son increíblemente pequeños. Los planetas son tan pequeños que no solo requieren un telescopio de larga distancia focal, sino que las turbulencias en la atmósfera pueden tener un gran efecto en el nivel de detalle de la imagen. Para imágenes planetarias, un sensor pequeño y una cámara de alta velocidad de fotogramas es su mejor amigo. Haga clic aquí para ver nuestras recomendaciones sobre las mejores cámaras planetarias, lunares y solares.

     

     

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

Términos y condiciones de uso de Espacio Profundo