Jump to content

LA ESTRELLA DE NAVIDAD: REALIDAD O FICCIÓN.


Baxter

Publicaciones recomendadas

Antes que nada, esta noticia la pongo a modo informativo/curiosidad.

LA ESTRELLA DE NAVIDAD: REALIDAD O FICCIÓN.

12 de diciembre de 2008.

Científicos han rastreado la aparición de la "estrella de navidad", la cual según la Biblia, fue la que siguieron los tres reyes magos para encontrar a Jesús.

El astrónomo australiano Dave Reneke usó un software para levantar el mapa celeste de la posición exacta de los cuerpos celestiales en el pasado y ha mostrado cómo se vería el cielo sobre Tierra Santa hace más de 2.000 años.

El ha descubierto que una estrella brillante realmente apareció sobre Belén hace unos 2.000 años, pero señaló que la fecha de nacimiento de Cristo es el 17 de Junio y no el 25 de Diciembre.

Los científicos han dicho que lo más probable es que esa famosa estrella de navidad haya sido una magnífica conjunción de Venus y Júpiter, los cuales estaban tan cerca en el cielo que se vieron inusualmente brillantes y como un solo faro de luz en el cielo el cual apareció repentinamente. Es un hecho que tal conjunción puede haber ocurrido, aunque esto ni confirma ni rechaza ninguna fe religiosa, es simplemente lo que aporta este programa de este astrónomo australiano.

Más información en:

http://www.dailymail.co.uk/sciencetech/ ... tists.html

http://www.universetoday.com/2008/12/12 ... r-fiction/

Fuente: RedLiada

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

¿La estrella de Belén no era una conjunción entre Júpiter y Saturno? En cualquier caso, debería ser realmente brillante.

Hay que tener en cuenta la "distorsión" del calendario juliano — aunque no creo que llegue a tanto, según la "quickypedia" el calendario se implementó recién en el 46 a.c.

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

La verdad que es difícil determinar que puede haber sido la Estrella de Belen ya que no se conoce la fecha exacta. Es más, algunos historiadores discuten si efectivamente fue el año 1 de nuestra era (lo de año uno se debe a que el concepto del cero es posterior a la demarcación del año origen).

Hay que tener en cuenta que la fecha del 25 de diciembre es una convención que data del siglo IV, pero también se discute si su origen exacto se debe a Juan Crisóstomo, el Papa Julio I o Constantino I.

De todas formas lo más probable es que haya sido durante el verano del hemisferio norte ya que hay menciones a pastores cuidando los rebaños, cosa que no era frecuente durante el invierno. Lo cual concordaría con la fecha del 17 de junio. Errores aparte, probé con el Stellarium, pero no encontré conjunciones Júpiter/Venus en el rango de más/menos dos años.

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Como nací para romper...los paradigmas, alguna vez leí por ahí que la estrella de Belén podría haber sido el cometa de Halley!!! En realidad coincido con Tech que todas las conjeturas tratan mas de aseverar datos a las religiones que a fundamentar cientificamente lo que en verdad pudo haber ocurrido hace mas ó menos dos mil años. Lo de las conjunciones además le da pasto a las pseudociencias que orbitan alrededor de la new age ó las nuevas religiones gnósticas que ven en ellas señales de presagios mas ó menos variados que ayudan a vender mentiras a los desinformados, todo esto lo digo como comentario personal y lejos de polemizar con nadie, lo que si me apena es que por lo que se ve en los medios estamos cayendo en un oscurantismo a nivel científico que espero no resulte en un nuevo medioevo, era en la que todos los conocimientos científicos de civilizaciones como la griega quedaron bajo un manto de oscuridad.

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Como nací para romper...los paradigmas, alguna vez leí por ahí que la estrella de Belén podría haber sido el cometa de Halley!!! En realidad coincido con Tech que todas las conjeturas tratan mas de aseverar datos a las religiones que a fundamentar cientificamente lo que en verdad pudo haber ocurrido hace mas ó menos dos mil años. Lo de las conjunciones además le da pasto a las pseudociencias que orbitan alrededor de la new age ó las nuevas religiones gnósticas que ven en ellas señales de presagios mas ó menos variados que ayudan a vender mentiras a los desinformados, todo esto lo digo como comentario personal y lejos de polemizar con nadie, lo que si me apena es que por lo que se ve en los medios estamos cayendo en un oscurantismo a nivel científico que espero no resulte en un nuevo medioevo, era en la que todos los conocimientos científicos de civilizaciones como la griega quedaron bajo un manto de oscuridad.

Si hubiera sido el cometa Halley hubiera durado más tiempo, no tanto como una superconjunción.

nife: A mí con el Cartes du Ciel en la fecha 17/06/-01 me sale que Júpiter está a 14º de altitdud en el cielo (hora 23:50 aprox) y Venus esta en oposición...

Y en el Stellarium no muestran relación alguna.

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Mirá vos!

Yo habia leido hace tiempo que podria haber sido el Halley, como otros amigos de por aquí.

Lo del 25 del 12 Sebas es una fecha forzada, no real. Se quiso hacer coincidir el nacimiento de Cristo con una festividad pagana del solsiticio de diciembre que venia de tiempos muy antiguos simplemente para "darle un sentido" no pagano.

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

lo he mirado en el stellarium y la conjuncion sale...se superponen perfectamente jupiter y venus en la fecha 17/06/-01

:oops: Se me pasó, tiene Ud. toda la razón !!!

El tema es que no sé si el Stellarium realmente de banca semejante salto de 2000 años, un pequeño error se propaga mucho en un rango tan alto. Sin ir más lejos, Zoilo comenta que según Cartes du Ciel no sería así.

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

En mi opinión más allá de la dicotomía ficción/realidad de un fenómeno astronómico, cualquier sea, las religiones no requieren bajo ningún punto de vista de una argumentación lógica, si así fuera, dejarían de serlo. El hecho trascendental que las une a todas es la fé. Y eso cae fuera de todo paradigma lógico-racional.

Demostrar que por esos años se produjo una conjunción, paso de cometa o lo que fuera, poco y nada tiene que ver con un relato religioso. Son dos cosas diferentes, no veo el porque de su unión, ni del lado cientifico ni del otro.

Demostrar empiricamente que la conjunción se produjo ¿Me lleva a deducir que Jesús nació? ¿Necesita la religión demostrar el nacimiento del Mesias? Ahora, si quiere hacerse un ejercicio de verificación sobre un acontecimiento pasado, bárbaro, pero no necesariamente deben ir de la mano.

Un abrazo!

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

No habria que introducir masomenos las coordenadas de la zona de Israel??

Si, en efecto me situé en la zona. El tema es si el Stellariun introduce un error pequeño o grande?

Marcelo: En lo personal no estoy discutiendo el aspecto desde el punto de vista religioso, sólo astronómico, sobre la base de hechos históricos documentados o parcialmente documentados. Sobre el tema religioso en particular, no abro juicio de valor.

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Amigos, a mí lo que me llama poderosamente la atención es que los científicos, habiendo hecho descubrimientos importantes sobre acontecimientos ocurridos hace 13000 millones de años o habiendo avanzado mucho sobre temas peliagudos como el espacio-tiempo, no estén en condiciones de saber con exactitud que cielo era visible una noche de apenas 2000 años atrás...

Y coincido con Alejandro en lo referente a que no se abre juicio de valor sobre la cuestión religiosa...

Abrazos

Editado por Invitado
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

¿Quién es Carlos?, si te referís a mi post la "C es de César" :lol:

Si, seguro que se puede levantar el mapa celeste a ese momento, el problema es que no se sabe cual era la fecha exacta. Es más, lo más seguro es que la fecha no haya sido el 25/12/01, ya que los relatos muestran un entorno veraniego. Por eso se especula cual habría sido la estrella en una ventana de tiempo bastante amplia.

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

La estrella de Belén fue casi con seguridad la conjunción de los planetas Júpiter y Saturno en el año 7 AC. No solo porque los cálculos astronómicos así lo indican, sino porque también en la creencia astrológica, las conjunciones son señales de buenos augurios y no nos olvidemos que los magos eran en realidad astrólogos, embajadores y sacerdotes del profeta persa Zoroastro (Zaratustra). Los magos sabían que los judíos esperaban la llegada de un nuevo rey porque habían estado refugiados en Babilonia durante un tiempo.

La conjunción de Júpiter y Saturno se dio tres veces durante ese año en la constelación de Piscis, que para los astrólogos representa al pueblo judío. Conjunciones de este tipo se dan cada 800 años nada menos. Ningún otro fenómeno celeste hubiera podido motivar a los magos a hacer semejante viaje por el desierto.

Más info: http://www.astroentrerios.com.ar/site/i ... &Itemid=70

Saludos.

Mariano.

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Que interesante, coincide con lo que encontró Marcelo.

Sin embargo me parece que el problema está en que 7 años es bastante superior a las diferencias que se manejan. Por lo poco que he leído sobre el tema, el número estaba en +/- 3 años.

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Hola. No, la verdad que no lo ubico. Él también decía algo similar a lo que yo comentaba?.

Si, lo encontré !!! Se trataba de Patrice Guinard, en la web hay cientos de notas que lo mencionan. El artículo en cuestión es "La estrella de Belén - Una escena organizada por astrólogos". Ahora recuerdo que cuando leí su artículo no lo tomé muy en serio. Si bien tiene un Doctorado de Filosofía en la Sorbona, está metido en temas de astrología y aparece en sitios que tratan de vincular la astrología con la física cuantica y la espiritualidad (por lo general les huyo)

Sin embargo encontré algo que hace el análisis por el lado histórico. Evidentemente la pifié ya que tambien lo sitúan entre el 2 y el 8 AC (y no +/- 3 como había escrito). Te paso algunos link (algunos de ellos coinciden con el 7 AC):

http://comunidad.ciudad.com.ar/argentin ... rte.html#F

http://www.astro-digital.com/7/reyesmagos.html

http://www.astro-digital.com/8/carta.html

http://www.jesusdenazaret.com/wiki/Cronolog%C3%ADa/

http://www.corazones.org/biblia_y_litur ... _jesus.htm

http://www.logoi.org/espanol/articulos/ ... rsia11.pdf

En fin, es una de esas cosas en las que no hay información contundente.

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

que interesante como se fue desarrollando este este tema

mariano, acb los felicito.

suerte

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Hola Rigatuzzo, como va?. A mi particularmente me encantan los misterios astronómicos y este es uno de mis favoritos.

Debo confesar que si nadie proponia este tema para intercambiar opiniones e información, lo habría hecho yo porque creo que es un tema muy interesante para tratar sobre todo en esta época del año.

Además está bueno porque uno aprende algo de Historia también.

Te mando un gran saludo.

Mariano. :wink:

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Encontré algo en la RedLiada:

GRANDES CONJUNCIONES DE PLANETAS.

Las grandes conjunciones de planetas se encuentran asociadas a Júpiter y Saturno. En la antigüedad ocurrieron 4 de estas conjunciones que algunos historiadores asocian con la estrella de Belén. Estas son:

1) 29 mayo 7 a.C. Júpiter-Saturno Constelación Peces. Conjunción cercana (59 minutos de arco).

2) 29 septiembre 7 a.C: Júpiter-Saturno; Constelación Peces. Conjunción cercana (58,3 minutos de arco).

3) Febrero 6 a.C. Marte-Júpiter- Saturno; Constelación Peces.

4) 12 agosto 3 a.C. Júpiter-Saturno; Constelación Leo; Conjunción muy cercana (19,2 minutos de arco).

5) 17 junio 2 a.C. Júpiter-Saturno; Constelación Leo; Extremadamente cerca (9,3 minutos de arco).

Como una referencia, el diámetro de la Luna Llena, como término medio, alcanza unos 30 minutos de arco. En este sentido, la conjunción ocurrida el 17 de junio del año 2 antes de Cristo, ocupó apenas 1/3 del diámetro lunar.

La última gran conjunción planetaria entre Júpiter y Saturno ocurrió el 18 de febrero de 1961. Los planetas se encontraban en la constelación de Sagitario y ocuparon en el cielo una distancia equivalente a la mitad del disco lunar (14 minutos de arco).

La próxima gran conjunción de Júpiter y Saturno ocurrirá el 21 de diciembre de 2020. Los planetas se encontrarán en la constelación de Capricornio y ocuparán en el cielo una distancia equivalente a 1/5 del disco lunar (6,17 minutos de arco), más cerca que la atribuible a la “estrella de Belen”.

Según parece en el 2 a.C fue la mejor conjunción de todas, pero no habla de una aceptable (si, claro) en el 7 a.C, cuando se juntaron los planetas pero lo suficiente para resolverlos plenamente.

Solo como curiosidad, miren esta conjunción Júpiter-Saturno el 21 de diciembre de 2020 (el campo es de sólo 10' !!):

5776b486bbbc5_21dic2020.JPG.8a27d5e83743

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Invitado
Este tema está cerrado a nuevas respuestas.
  • ¿Cómo elegir un telescopio?

     

    Los telescopios vienen en muchas formas y tamaños, y cada tipo tiene sus propias fortalezas y debilidades. El primer paso para decidir qué telescopio comprar es saber para qué lo desea utilizar. Estas son las formas de usar un telescopio:

     

    Astronomía visual: el proceso de mirar a través de un ocular conectado a un telescopio para ver objetos distantes.
    Astrofotografía: la práctica de usar una cámara conectada a un telescopio o lente para fotografiar objetos en el espacio exterior.
    Ambos: si desea utilizar un telescopio tanto para imágenes como para imágenes, ¡también está bien!

     

    Solo sepa que los telescopios que pueden hacer ambas cosas bien generalmente cuestan más.
    Para la astronomía visual, especialmente los telescopios para principiantes, la mayoría de los telescopios ya vienen como un paquete completo. Eso significa que el telescopio estará listo para usar e incluye el telescopio, la montura y cualquier otra cosa que necesite para comenzar, como oculares y otros accesorios. Para hacer astrofotografía que no sea con un teléfono inteligente, los componentes generalmente se venden por separado para permitir un enfoque más personalizado. Esto significa que si está interesado en obtener imágenes más allá de solo con un teléfono inteligente, generalmente deberá comprar el telescopio, la montura y la cámara por separado.

     

    El segundo paso para decidir qué telescopio comprar es tener una idea de lo que principalmente desea observar o fotografiar. Si puede reducirlo entre uno u otro, hará que su decisión sea mucho más fácil. Por supuesto, un telescopio se puede usar para otros fines, como la visualización terrestre (durante el día), pero es importante decidir primero cómo lo usará por la noche:

     

    Objetos planetarios / del sistema solar: esto incluye los planetas, la Luna y el Sol.
    Objetos del cielo profundo: esto incluye galaxias, nebulosas, cúmulos de estrellas y cualquier otra cosa más allá de nuestro sistema solar.0

     

    Tanto espacio profundo como Planetaria: hay un grupo selecto de telescopios que son excelentes tanto para cielo profundo como planetario, especialmente para astrofotografía, pero generalmente cuestan más.
    El tercer y último paso para decidir qué telescopio comprar es incorporar su presupuesto, qué tan portátil es la configuración que desea y su nivel de habilidad en su decisión. 

     

    Recomendamos leer ¿Cómo elegir un telescopio?

     

    Introducción a las monturas de telescopios

    Aunque la mayoría de los telescopios para principiantes ya vienen con algún tipo de montura incluida, comprar una montura por separado puede abrir muchas puertas para más posibilidades de observación o imágenes. Para los observadores visuales, un montaje de altitud-azimut es el camino a seguir. Para los astrofotógrafos que realizan imágenes de cielo profundo, una montura ecuatorial producirá los mejores resultados. Las monturas híbridas combinan lo mejor de ambos mundos a un precio más alto, y los rastreadores de estrellas son como mini monturas ecuatoriales para el creador de imágenes que viaja o para el principiante.

     

    Para astrofotografía, especialmente para imágenes de cielo profundo, la montura es posiblemente el componente más importante de cualquier configuración. Sí, lo has leído bien, ¡incluso más importante que el telescopio o la cámara! La razón de esto es que es solo la montura la que determina la precisión con la que su cámara y telescopio pueden rastrear el cielo y, por lo tanto, cuánto tiempo puede exponer sin experimentar rastros de estrellas. Recoger la mayor cantidad de luz posible es fundamental en la astrofotografía de cielo profundo, y sin una montura ecuatorial de calidad, estará limitado en la cantidad de luz que puede recolectar en cada exposición. Por esta razón, además de la cámara y el telescopio, recomendamos gastar alrededor de la mitad de su presupuesto total en la montura para obtener imágenes de cielo profundo.

     

    Otra consideración importante para la obtención de imágenes de cielo profundo con una montura ecuatorial es la capacidad de carga útil. La capacidad de carga útil, que es la cantidad de peso que puede soportar la montura (excluidos los contrapesos), es la especificación más importante para cualquier montura ecuatorial. 

     

    Para los observadores visuales que tienen un telescopio pero no una montura, las monturas independientes de altitud-azimut son una excelente opción. Muchos de estos vienen con la misma capacidad computarizada que tienen la mayoría de las monturas ecuatoriales. Después de un proceso de alineación simple, esta capacidad de acceso computarizado permite que la montura no solo encuentre y apunte a los objetos automáticamente, sino que los rastree y los mantenga centrados a través del ocular. Para los observadores binoculares, un trípode con un cabezal de altitud-azimut hace que la experiencia sea simple y agradable, y los montajes estilo paralelogramo mejoran esto al permitir ángulos de visión aún más cómodos.

    Ya sea que solo esté esperando agregar la capacidad de seguimiento y acceso a su telescopio visual existente o si tiene la mira puesta en fotografiar galaxias y nebulosas débiles, ofrecemos una amplia variedad de soportes para cualquier necesidad. 

     

    Ver todas las monturas

     

    Introducción a las cámaras para astronomía

    Como ocurre con la mayoría de los equipos de astronomía, no existe una cámara de "talla única" que sea la mejor en todo. Si espera obtener imágenes de objetos del espacio profundo, una cámara de astronomía refrigerada es el camino a seguir. Si espera obtener imágenes de los planetas, la luna, el sol u otros objetos del sistema solar, una cámara de alta velocidad de fotogramas hará maravillas por usted. Comprender la diferencia entre estos diferentes tipos de cámaras y sus especificaciones lo ayudará a decidir cuál es su próxima cámara para astronomía.

     

    Para obtener imágenes de cielo profundo, se trata de maximizar la cantidad de luz que puede recolectar y lo limpia que es la imagen. Cuando se toman imágenes de objetos del cielo profundo, es mejor utilizar una cámara refrigerada, que puede evitar el ruido durante exposiciones prolongadas. Las cámaras con mayor eficiencia cuántica, tamaños de píxeles más grandes, mayor capacidad de pozo completo (full well) y menor ruido de lectura, entre otras especificaciones, producirán imágenes más limpias. Haga clic aquí para ver nuestras recomendaciones sobre las mejores cámaras de imágenes de cielo profundo para principiantes.

     

    Para las imágenes planetarias, se trata de maximizar la cantidad de detalles en los planetas y otros objetos del sistema solar, que generalmente son increíblemente pequeños. Los planetas son tan pequeños que no solo requieren un telescopio de larga distancia focal, sino que las turbulencias en la atmósfera pueden tener un gran efecto en el nivel de detalle de la imagen. Para imágenes planetarias, un sensor pequeño y una cámara de alta velocidad de fotogramas es su mejor amigo. Haga clic aquí para ver nuestras recomendaciones sobre las mejores cámaras planetarias, lunares y solares.

     

     

  • Astronomia Definición

    La astronomía es la ciencia que estudia los cuerpos celestes del universo, incluidos las estrellas, los planetas, sus satélites naturales, los asteroides, cometas y meteoroides, la materia interestelar, las nebulosas, la materia oscura, las galaxias y demás; por lo que también estudia los fenómenos astronómicos ligados a ellos, como las supernovas, los cuásares, los púlsares, la radiación cósmica de fondo, los agujeros negros, entre otros, así como las leyes naturales que las rigen. La astronomía, asimismo, abarca el estudio del origen, desarrollo y destino final del Universo en su conjunto mediante la cosmología, y se relaciona con la física a través de la astrofísica, la química con la astroquímica y la biología con la astrobiología.

     

    Su registro y la investigación de su origen viene a partir de la información que llega de ellos a través de la radiación electromagnética o de cualquier otro medio. La mayoría de la información usada por los astrónomos es recogida por la observación remota, aunque se ha conseguido reproducir, en algunos casos, en laboratorio, la ejecución de fenómenos celestes, como, por ejemplo, la química molecular del medio interestelar. Es una de las pocas ciencias en las que los aficionados aún pueden desempeñar un papel activo, especialmente sobre el descubrimiento y seguimiento de fenómenos como curvas de luz de estrellas variables, descubrimiento de asteroides y cometas, etc.

    La astronomía ha estado ligada al ser humano desde la antigüedad y todas las civilizaciones han tenido contacto con esta ciencia. Personajes como Aristóteles, Tales de Mileto, Anaxágoras, Aristarco de Samos, Hiparco de Nicea, Claudio Ptolomeo, Hipatia de Alejandría, Nicolás Copérnico, Tycho Brahe, Johannes Kepler, Galileo Galilei, Christiaan Huygens o Edmund Halley han sido algunos de sus cultivadores. La metodología científica de este campo empezó a desarrollarse a mediados del siglo XVII. Un factor clave fue la introducción del telescopio por Galileo Galilei, que permitió examinar el cielo de la noche más detalladamente. El tratamiento matemático de la Astronomía comenzó con el desarrollo de la mecánica celeste y con las leyes de gravitación por Isaac Newton, aunque ya había sido puesto en marcha por el trabajo anterior de astrónomos como Johannes Kepler. Hacia el siglo XIX, la Astronomía se había desarrollado como una ciencia formal, con la introducción de instrumentos tales como el espectroscopio y la fotografía, que permitieron la continua mejora de telescopios y la creación de observatorios profesionales.

     

    La palabra astronomía proviene del latín astrŏnŏmĭa /astronomía/ y esta del griego ἀστρονομία /astronomía/. Está compuesta por las palabras άστρον /ástron/ 'estrellas', que a su vez viene de ἀστῆρ /astḗr/ 'estrella', 'constelación', y νόμος /nómos/ 'regla', 'norma', 'orden'.

    El lexema ἀστῆρ /astḗr/ está vinculado con las raíces protoindoeuropeas *ster~/*~stel (sust.) 'estrella' presente en la palabra castiza «estrella» que llega desde la latina «stella». También puede vérsele en: astrología, asteroide, asterisco, desastre, desastroso y muchas otras.

    El lexema ~νομία /nomíā/ 'regulación', 'legislación'; viene de νέμω /némoo/ 'contar', 'asignar', 'tomar', 'distribuir', 'repartir según las normas' y está vinculado a la raíz indoeuropea *nem~ 'contar', 'asignar', 'tomar', distribuir'; más el lexema ~ία /~íā/ 'acción', 'cualidad'. Puede vérsela en: dasonomía, macrotaxonomía, tafonomía y taxonomía.

    Etimológicamente hablando la astronomía es la ciencia que trata de la magnitud, medida y movimiento de los cuerpos celestes.

×
×
  • Crear nuevo...