Jump to content

Artículo - Review Telescopio SkyWatcher 200P Flex Dobson


Zoilo

Publicaciones recomendadas

Cada uno tiene su opinión de los telescopios dobsonianos. Para algunos, son el máximo exponente de la observación astronómica.

 

 

Para otros, tienen una potencia limitada debido a su incapacidad para realizar astrofotografías y por la montura altazimutal simple.

 

 

Espacio Profundo

Review enviada por Zoilo John
 
Cada uno tiene su opinión de los telescopios dobsonianos. Para algunos, son el máximo exponente de la observación astronómica. Para otros, tienen una potencia limitada debido a su incapacidad para realizar astrofotografías y por la montura altazimutal simple. Lo cierto es que estos telescopios, en su gran mayoría, son una opción económica y simple para obtener visiones impresionantes y de gran calidad de los objetos celestes.
 
Un telescopio dobsoniano es tal cuando, en lugar de tener monturas ecuatoriales o altazimutales con trípode, se sostienen en lo que se llama base o montura dobsoniana. Esta es una versión simplificada de las monturas altazimutales, las cuales tienen dos ejes de movimiento: Altitud (distancia entre el objeto y el horizonte, lo 'alto' que está un objeto en el cielo) y Azimut (la distancia horizontal del objeto con respecto al punto Norte, midiéndose en orden creciente: Norte 0º, Este 90º, Sur 180º y Oeste 270º). Estos ejes también pueden ser llamados ejes horizontales, porque sus movimientos son con respecto al horizonte del observador.
 
Volvamos a la montura dobsoniana. Esta está compuesta por varios paneles de madera que se unen para formar una base móvil la cual sostendrá al tubo óptico (conocido también por su abreviatura en inglés: OTA). Los responsables de que el telescopio realize sus movimientos con suavidad son varios tacos y rodillos de teflón ubicados en la base de la montura y en el lugar de ensamblado del tubo óptico. De esta manera se simplifica la tarea de encontrar y seguir los objetos a través del ocular.
 
Existe tanta variedad de telescopios dobsonianos como de sus pares ecuatoriales. Los hay pequeños, como los de 76 mm de apertura (casi un juguete) vendidos principalmente en el extranjero, pasando por modelos de 114 y 150 mm. Luego encontramos los populares modelos de 200, 250 y 300 milímetros de apertura, también nombrados por su apertura en pulgadas: 8', 10' y 12' respectivamente. Si seguimos aumentando el diámetro nos encontraremos con telescopios monstruosos de 500 mm, un metro, y hasta 50 pulgadas de apertura con tamaños (y precios) astronómicos. En este review, nos centraremos en el telescopio dobsoniano Sky Watcher SkyLiner 200P (8') Flex, el cual es uno de los de mayor (si no es el de más) distribución en nuestro país.

Espacio Profundo

 
Tal como hemos visto en la tabla el telescopio posee un espejo de 200 milímetros de apertura con relación focal f/6, lo que le da una distancia focal de 1200 milímetros. Esto confiere al telescopio un poder resolutivo importante, de aproximadamente 0.6' (con seeing excelente), lo que brinda una nitidez mayor en la observación con respecto a los teles newtonianos de menor apertura. En comparación, el 200P tiene un área de espejo 76% mayor que un telescopio de 150mm, por lo que las imágenes son más contrastadas y brillantes.
 
Todo telescopio dobsoniano se luce en la observación. Y es en este punto donde hay que buscar más detalles en cuanto al telescopio, ya que es casi el único fin del mismo. Pero primero veamos algunos detalles con respecto al telescopio en sí, su armado y sus características.
 
La caja
El Dobson 200 viene en dos cajas, una casi plana y más pesada conteniendo los paneles que conformarán la base además de las herramientas para su armado; y otra más voluminosa pero algo más liviana que contiene el tubo óptico así como los accesorios: oculares y buscador.
El telescopio se encuentra firme en su caja, manteniéndose en su lugar gracias a unas piezas de telgopor que lo sostienen y que además amortiguan los golpes. El tubo óptico está protegido por una cubierta de plástico y otra de papel.
En las cajas se encuentra todo lo necesario para el armado aunque se recomienda tener una llave adicional para el ajuste de la tuerca central de la base de la montura.
 
El tubo óptico
El OTA está conformado por los espejos, dos tubos, el focuser y tres varillas retráctiles de unión, todo esto ya viene ensamblado de fábrica. Podemos apreciar que el telescopio casi no tiene partes plásticas, y a simple vista ya se nota que en su conjunto está hecho con materiales de buena calidad. Las varillas retráctiles tienen un sistema de frenado que en cuanto se extienden por completo se traban, haciendo el conjunto más firme e impidiendo la fluctuación de la distancia entre espejos y portaocular.
 

Espacio Profundo

 
El armado del telescopio
Como cabe esperar de un telescopio dobsoniano, el armado es extremadamente sencillo, y no lleva más de un minuto cada vez que se saca si se tienen las cosas a mano. El primer armado, en el que se tienen que adosar las partes de la montura, no lleva más de 30 minutos.
Una vez se tengan los paneles de la montura en su lugar, no se mueven a menos que sea para ajustar o desajustar la base (proceso que puede realizarse para darle una tensión que permita mayor comodidad) o para realizar un engrasado de los tacos de teflón.
El armado 'cotidiano' del aparato es muy simple e intuitivo y consiste solamente en colocar el OTA sobre los tacos de teflón y ajustar con las 'manijas' o frenos de la montura.
 
 

Espacio Profundo

 
 
El sistema 'Flex'
El tubo colapsable es una gran ayuda. Permite guardarlo y transportarlo en el baúl de un auto mediano y que no ocupe lugar en nuestras casas. También ayuda a que el telescopio se aclimate de manera más rápida, proceso que dura aproximadamente 20 minutos dependiendo de la temperatura ambiente. El único problema que pude encontrar es que dependiendo del ángulo del telescopio puede filtrarse algo de luz parásita cosa que se resuelve, cuando no es posible apagar las luces, colocando una sábana, mantel o cobertura en la parte abierta del tubo. 
 
Accesorios
 

Espacio Profundo

 
Los oculares
 
 

Espacio Profundo

 
Como se puede bien apreciar en la foto, el telescopio incluye dos oculares de 1.25', un Super Plössl de 25mm y otro Super Plössl este de 10mm, ambos con un campo visual aparente de 52º. Los oculares cuentan con revestimiento antirreflectivo en sus superficies. Puedo afirmar que estos oculares son excelentes. Debido al equipo que tuve anteriormente pude compararlos con oculares Acromáticos Modificados (coloquialmente también conocidos como 'Super') y los Super Plössl muestran mucha menos aberración tanto coma como esférica y cromática. Como es de esperar el ocular de 25mm es muy cómodo para observar y presenta imágenes nítidas y brillantes. El 10mm se destaca más para planetaria y en ciertas condiciones tiende a formar cierta condensación en su lente más próxima al ojo.
 
El buscador
Para alguien que tuvo un buscador 5x24, el cambiar a un 9x50 acromático supone una diferencia ENORME. Y lo escribo con mayúsculas porque, ciertamente, el buscador tiene el mismo tamaño que un binocular común. A través de él se pueden observar cosas como las lunas de Júpiter, la nebulosa de Orion, o cúmulos como M4 y M22. De lo único que puedo quejarme es de que sea acodado, ya que para los que gustamos de buscar con los dos ojos supone un tiempo importante para acostumbrarse a ello.
 

Espacio Profundo

 
El focuser
Otro que merece una mención aparte, el focuser es una pieza de estupenda calidad. Es un crayford de 2 pulgadas, con adaptador a 1.25' (removible). Es uno de los aciertos de la gente de Sky Watcher, debo decir que me dejó muy contento ya que tiene una fidelidad y firmeza considerables, además de ser muy suave.
 

Espacio Profundo

 
Colimación
El espejo primario se colima mediante tres pares de tornillos (tres phillips y tres allen), uno para aflojar/afirmar el espejo y el otro para mover la celda. Es una lástima, ya que otros telescopios de la misma serie Black Diamond vinieron con la actualización en los tornillos que permitía colimarlos sin necesidad de herramientas. De todos modos, en los seis meses que he tenido el telescopio casi ni se ha descolimado y por lo pronto no estoy pensando en ajustarlo.
 
Y... ¿qué se puede ver?
Con 200 milímetros de apertura y un buen cielo, en pocas palabras, se puede observar casi todo. La magnitud límite para estrellas, en un cielo excelente ronda la mag 14 y en lo que respecta a espacio profundo se puede llegar con facilidad a objetos de magnitud 10.
Nombrando algunos objetos que se pueden observar, podemos conseguir visiones excelentes de objetos conocidos como la Nebulosa de Orion, M22 o la nebulosa Dumbell; si queremos ver objetos tenues podremos encontrar, en buenos cielos, a la pareja de globulares NGC 6544 y 6553, ambos de magnitud 8.3, pegados a la nebulosa Laguna. O por la misma zona, al tenue NGC 6683, este de magnitud 9.2. El telescopio resuelve estrellas de los cúmulos globulares más importantes, léase 47 Tucanae, Omega Centauri, M22, M4, etcétera. En fin, las posibilidades de observación con este telescopio son casi ilimitadas.
 
Conclusión
Este dobsoniano es un excelente telescopio para la persona que quiere hacer un upgrade desde los equipos de iniciación que comprenden aperturas entre 60 y 130, también es muy bueno como primer telescopio para un neófito debido a su facilidad de uso y su sencillez, además de las vistas que provee. Hay que tener muy en cuenta el tema de la astrofotografía, que no es posible debido a la montura Alt-Az. Si bien últimamente están apareciendo Kits GoTo para dobson, siguen utilizando los ejes horizontales y eso limita la exposición por la aparición de rotación de campo en las imágenes. Repito: es un excelente telescopio para observar, pero NO se puede hacer astrofoto con él. En caso de que el interés sea principalmente por este último punto lo conveniente sería ir a un 150P, resignando calidad óptica por la posibilidad de motorizar en dos ejes.
 
Pros:
  • Apertura considerable para la observación de objetos tenues de Espacio Profundo.
  • Sencillez y facilidad de uso.
  • Solidez del conjunto: casi no es afectado por el viento ó vibraciones.
  • Armado rápido
  • Focuser Crayford preciso y firme.
  • Sistema Flex que permite mejor transportabilidad.
  • Bajo precio, nuevo se consigue (poco más, poco menos) al precio de un 150P y sé de gente que ha conseguido usados a precio de un 114 o 130.
  • Comodidad: se puede observar sentado tranquilamente.
  • Oculares de buena calidad.
 
Contras:
  • Colimación algo más complicada que otros reflectores de la misma serie.
  • Buscador acodado.
  • No trae Barlow entre los accesorios.
  • Es susceptible a la luz parásita.
  • Imposibilidad de realizar astrofotografía.
  • No hay que olvidarse que es un reflector newtoniano, lo que conlleva:
  • Colimación periódica;
  • Algo de coma (no es muy perceptible);
  • Tiempo de aclimatación considerable, cosa que en configuraciones como los refractores casi no es necesario.
 
 

Ver artículo

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Invitado
Este tema está cerrado a nuevas respuestas.
  • ¿Cómo elegir un telescopio?

     

    Los telescopios vienen en muchas formas y tamaños, y cada tipo tiene sus propias fortalezas y debilidades. El primer paso para decidir qué telescopio comprar es saber para qué lo desea utilizar. Estas son las formas de usar un telescopio:

     

    Astronomía visual: el proceso de mirar a través de un ocular conectado a un telescopio para ver objetos distantes.
    Astrofotografía: la práctica de usar una cámara conectada a un telescopio o lente para fotografiar objetos en el espacio exterior.
    Ambos: si desea utilizar un telescopio tanto para imágenes como para imágenes, ¡también está bien!

     

    Solo sepa que los telescopios que pueden hacer ambas cosas bien generalmente cuestan más.
    Para la astronomía visual, especialmente los telescopios para principiantes, la mayoría de los telescopios ya vienen como un paquete completo. Eso significa que el telescopio estará listo para usar e incluye el telescopio, la montura y cualquier otra cosa que necesite para comenzar, como oculares y otros accesorios. Para hacer astrofotografía que no sea con un teléfono inteligente, los componentes generalmente se venden por separado para permitir un enfoque más personalizado. Esto significa que si está interesado en obtener imágenes más allá de solo con un teléfono inteligente, generalmente deberá comprar el telescopio, la montura y la cámara por separado.

     

    El segundo paso para decidir qué telescopio comprar es tener una idea de lo que principalmente desea observar o fotografiar. Si puede reducirlo entre uno u otro, hará que su decisión sea mucho más fácil. Por supuesto, un telescopio se puede usar para otros fines, como la visualización terrestre (durante el día), pero es importante decidir primero cómo lo usará por la noche:

     

    Objetos planetarios / del sistema solar: esto incluye los planetas, la Luna y el Sol.
    Objetos del cielo profundo: esto incluye galaxias, nebulosas, cúmulos de estrellas y cualquier otra cosa más allá de nuestro sistema solar.0

     

    Tanto espacio profundo como Planetaria: hay un grupo selecto de telescopios que son excelentes tanto para cielo profundo como planetario, especialmente para astrofotografía, pero generalmente cuestan más.
    El tercer y último paso para decidir qué telescopio comprar es incorporar su presupuesto, qué tan portátil es la configuración que desea y su nivel de habilidad en su decisión. 

     

    Recomendamos leer ¿Cómo elegir un telescopio?

     

    Introducción a las monturas de telescopios

    Aunque la mayoría de los telescopios para principiantes ya vienen con algún tipo de montura incluida, comprar una montura por separado puede abrir muchas puertas para más posibilidades de observación o imágenes. Para los observadores visuales, un montaje de altitud-azimut es el camino a seguir. Para los astrofotógrafos que realizan imágenes de cielo profundo, una montura ecuatorial producirá los mejores resultados. Las monturas híbridas combinan lo mejor de ambos mundos a un precio más alto, y los rastreadores de estrellas son como mini monturas ecuatoriales para el creador de imágenes que viaja o para el principiante.

     

    Para astrofotografía, especialmente para imágenes de cielo profundo, la montura es posiblemente el componente más importante de cualquier configuración. Sí, lo has leído bien, ¡incluso más importante que el telescopio o la cámara! La razón de esto es que es solo la montura la que determina la precisión con la que su cámara y telescopio pueden rastrear el cielo y, por lo tanto, cuánto tiempo puede exponer sin experimentar rastros de estrellas. Recoger la mayor cantidad de luz posible es fundamental en la astrofotografía de cielo profundo, y sin una montura ecuatorial de calidad, estará limitado en la cantidad de luz que puede recolectar en cada exposición. Por esta razón, además de la cámara y el telescopio, recomendamos gastar alrededor de la mitad de su presupuesto total en la montura para obtener imágenes de cielo profundo.

     

    Otra consideración importante para la obtención de imágenes de cielo profundo con una montura ecuatorial es la capacidad de carga útil. La capacidad de carga útil, que es la cantidad de peso que puede soportar la montura (excluidos los contrapesos), es la especificación más importante para cualquier montura ecuatorial. 

     

    Para los observadores visuales que tienen un telescopio pero no una montura, las monturas independientes de altitud-azimut son una excelente opción. Muchos de estos vienen con la misma capacidad computarizada que tienen la mayoría de las monturas ecuatoriales. Después de un proceso de alineación simple, esta capacidad de acceso computarizado permite que la montura no solo encuentre y apunte a los objetos automáticamente, sino que los rastree y los mantenga centrados a través del ocular. Para los observadores binoculares, un trípode con un cabezal de altitud-azimut hace que la experiencia sea simple y agradable, y los montajes estilo paralelogramo mejoran esto al permitir ángulos de visión aún más cómodos.

    Ya sea que solo esté esperando agregar la capacidad de seguimiento y acceso a su telescopio visual existente o si tiene la mira puesta en fotografiar galaxias y nebulosas débiles, ofrecemos una amplia variedad de soportes para cualquier necesidad. 

     

    Ver todas las monturas

     

    Introducción a las cámaras para astronomía

    Como ocurre con la mayoría de los equipos de astronomía, no existe una cámara de "talla única" que sea la mejor en todo. Si espera obtener imágenes de objetos del espacio profundo, una cámara de astronomía refrigerada es el camino a seguir. Si espera obtener imágenes de los planetas, la luna, el sol u otros objetos del sistema solar, una cámara de alta velocidad de fotogramas hará maravillas por usted. Comprender la diferencia entre estos diferentes tipos de cámaras y sus especificaciones lo ayudará a decidir cuál es su próxima cámara para astronomía.

     

    Para obtener imágenes de cielo profundo, se trata de maximizar la cantidad de luz que puede recolectar y lo limpia que es la imagen. Cuando se toman imágenes de objetos del cielo profundo, es mejor utilizar una cámara refrigerada, que puede evitar el ruido durante exposiciones prolongadas. Las cámaras con mayor eficiencia cuántica, tamaños de píxeles más grandes, mayor capacidad de pozo completo (full well) y menor ruido de lectura, entre otras especificaciones, producirán imágenes más limpias. Haga clic aquí para ver nuestras recomendaciones sobre las mejores cámaras de imágenes de cielo profundo para principiantes.

     

    Para las imágenes planetarias, se trata de maximizar la cantidad de detalles en los planetas y otros objetos del sistema solar, que generalmente son increíblemente pequeños. Los planetas son tan pequeños que no solo requieren un telescopio de larga distancia focal, sino que las turbulencias en la atmósfera pueden tener un gran efecto en el nivel de detalle de la imagen. Para imágenes planetarias, un sensor pequeño y una cámara de alta velocidad de fotogramas es su mejor amigo. Haga clic aquí para ver nuestras recomendaciones sobre las mejores cámaras planetarias, lunares y solares.

     

     

  • Astronomia Definición

    La astronomía es la ciencia que estudia los cuerpos celestes del universo, incluidos las estrellas, los planetas, sus satélites naturales, los asteroides, cometas y meteoroides, la materia interestelar, las nebulosas, la materia oscura, las galaxias y demás; por lo que también estudia los fenómenos astronómicos ligados a ellos, como las supernovas, los cuásares, los púlsares, la radiación cósmica de fondo, los agujeros negros, entre otros, así como las leyes naturales que las rigen. La astronomía, asimismo, abarca el estudio del origen, desarrollo y destino final del Universo en su conjunto mediante la cosmología, y se relaciona con la física a través de la astrofísica, la química con la astroquímica y la biología con la astrobiología.

     

    Su registro y la investigación de su origen viene a partir de la información que llega de ellos a través de la radiación electromagnética o de cualquier otro medio. La mayoría de la información usada por los astrónomos es recogida por la observación remota, aunque se ha conseguido reproducir, en algunos casos, en laboratorio, la ejecución de fenómenos celestes, como, por ejemplo, la química molecular del medio interestelar. Es una de las pocas ciencias en las que los aficionados aún pueden desempeñar un papel activo, especialmente sobre el descubrimiento y seguimiento de fenómenos como curvas de luz de estrellas variables, descubrimiento de asteroides y cometas, etc.

    La astronomía ha estado ligada al ser humano desde la antigüedad y todas las civilizaciones han tenido contacto con esta ciencia. Personajes como Aristóteles, Tales de Mileto, Anaxágoras, Aristarco de Samos, Hiparco de Nicea, Claudio Ptolomeo, Hipatia de Alejandría, Nicolás Copérnico, Tycho Brahe, Johannes Kepler, Galileo Galilei, Christiaan Huygens o Edmund Halley han sido algunos de sus cultivadores. La metodología científica de este campo empezó a desarrollarse a mediados del siglo XVII. Un factor clave fue la introducción del telescopio por Galileo Galilei, que permitió examinar el cielo de la noche más detalladamente. El tratamiento matemático de la Astronomía comenzó con el desarrollo de la mecánica celeste y con las leyes de gravitación por Isaac Newton, aunque ya había sido puesto en marcha por el trabajo anterior de astrónomos como Johannes Kepler. Hacia el siglo XIX, la Astronomía se había desarrollado como una ciencia formal, con la introducción de instrumentos tales como el espectroscopio y la fotografía, que permitieron la continua mejora de telescopios y la creación de observatorios profesionales.

     

    La palabra astronomía proviene del latín astrŏnŏmĭa /astronomía/ y esta del griego ἀστρονομία /astronomía/. Está compuesta por las palabras άστρον /ástron/ 'estrellas', que a su vez viene de ἀστῆρ /astḗr/ 'estrella', 'constelación', y νόμος /nómos/ 'regla', 'norma', 'orden'.

    El lexema ἀστῆρ /astḗr/ está vinculado con las raíces protoindoeuropeas *ster~/*~stel (sust.) 'estrella' presente en la palabra castiza «estrella» que llega desde la latina «stella». También puede vérsele en: astrología, asteroide, asterisco, desastre, desastroso y muchas otras.

    El lexema ~νομία /nomíā/ 'regulación', 'legislación'; viene de νέμω /némoo/ 'contar', 'asignar', 'tomar', 'distribuir', 'repartir según las normas' y está vinculado a la raíz indoeuropea *nem~ 'contar', 'asignar', 'tomar', distribuir'; más el lexema ~ία /~íā/ 'acción', 'cualidad'. Puede vérsela en: dasonomía, macrotaxonomía, tafonomía y taxonomía.

    Etimológicamente hablando la astronomía es la ciencia que trata de la magnitud, medida y movimiento de los cuerpos celestes.

×
×
  • Crear nuevo...