Jump to content

pedido


tycho

Publicaciones recomendadas

Estimados amigos:

Siempre me fascino mirar el cielo, tiempo atrás compre unos prismáticos hokenn 20x50 quede impresionado cuando lo hice através de ellos, fue mucho mas de lo que esperaba .

Esto me dejo ganas de mas.

Me gustaría que quienes tienen mas experiencia en el tema me ayudaran con algunas dudas:

1-He visto que los telescopios refractores que se ofrecen en el mercado comunmente son de un objetivo de 70 mm como maximo.Conciderando que la cantidad de luz esta en función del cuadrado del diámetro esto solo me daría el doble de luz que el objetivo de los prismáticos siendo en general la respuesta de casi todos los sensores biológicos cuasi logarítmica ¿Es apreciable la diferencia de brillo al obserbar con ambos intrumentos? Ademas de la estabilidad propia (que se puede lograr através de un soporte), la posibilídad de aumentos mayores y la comodidad en las observaciones en torno al cenit ¿Cuales son las ventajas del telescopio?

2-¿Excisten en el mercado refractor accesibles de objetibos de 100 mm?

3-Tal como se pueden consegir espejos elaborados ¿Es posible comprar objetivos acromátios para armar telescopios?

4-Siendo la pupila del intrumento el diametro del objetibo dividido el aumento del conjunto ¿Me aporta alguna ventaja en la observación de objetos debiles diámetros de objetibos que den diámetros de pupila mayor que la del obsevador? Pensando en telescopios como el de Monte Palomar ¿Permitiría este obserbar objetos mas débiles que un instrumento mucho menor que cumpla con la condición anteriormente citada?

5- Vivo en la ciudad de Mendoza.He tratado de ver las Nubes Magayánicas¿Es posible verlas desde la ciudad?Tambien me he enterado que de estas latitudes Andrómeda alcanza una elevación sobre el horizonte de alrededor de 15 grados ¿Como en el caso anterior es posible verla desde esta ubicasíon?¿Me ayudarian mis prismáticos?

6-Existen filtros que bloquean parcialmente el espetro de luz emitido por las lámparas de mercurio

¿Cuales son estos filtros?¿Donde consegirlos?¿como seleccionarlos?¿que otro tipo de filtros útiles existen?

Desde ya muchas gracias.

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Tycho, ante todo bienvenido a los foros de Espacio Profundo.

intentare responder tus consultas:

1) Dependiendo de la distancia focal es la cantidad de aumentos que puede lograr. Ningun binocular se acerca a la performance de un telescopio, salvo teniendo las mismas dimensiones.

2) Existen refractores de 100 mm, pero no se si accesibles, depende del bolsillo de cada uno. Los refractores son mucho mas caros que los reflectores en $ por pulgada.

3) Desconozco la posibilidad por ahora.

4) Una pupila de salida mayor a la del observador implica una perdida de luz o de imagen importante.

5) Lamento decirte que las nubes de magallanes se ven en cielos sin polucion, en ninguna ciudad se pueden ver las nubes de magallanes.

6) Si. Hay varios tipos, skyglow (que bloquean la luz de las lamparas de la calle), narrowband, ultrablock, Oxigeno III, H-alfa, etc, siendo cada uno de uso especifico.

Espero haber respondido sus varias preguntas!

Saludos y buenos cielos!

iOptron GEM28EC y SkyGuider Pro
Askar ACL200, Duoptic ED Pro 60, APO 90, Photo 90 5 elementos
QHY600M, QHY183M, QHY5III462C

Garin - Buenos Aires - Argentina

Duoptic - Espacio Profundo
Mi Galeria de Fotos

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Hola Tycho!!

Con respecto a los binoculares creo que no es comparable con los telescopios, cada uno tiene sus ventajas y desventajas. Tenés que verlos más que nada como complementos.

La ventaja de los binoculares es su portabilidad, ningún telescopio es tan portable como un binocular. La amplitud de campo que brindan los binoculares es una enorme ventaja frente a la mayoría de los telescopios, pero son inútiles para observar objetos que requieren aumentos, como la luna y los planetas.

Por el asunto de los telescopios te recomiendo que te pongas en contacto con la CAC que tenemos muchos instrumentos para que veas y compares, desde 60mm hasta 200mm, desde refractores hasta Schmidt-Cassegrain. De los refractores de 70mm yo tengo un Hokenn 70900 y un Galileo 70400 así que podés compararlos directamente.

Fijate en nuestra web los testeos de los instrumentos que tenemos para darte una idea de sus capacidades.

Desde el centro de Mendoza dudo mucho que puedas divisar las nubes de Magallanes, pero desde el centro de Maipú puedo apenas verlas, no hay que ir muy lejos para poder apreciarlas. Andrómeda es fácilmente visible con binoculares, solo necesitás un horizonte despejado hacia el norte. La mejor vista sería desde el norte de Mendoza, yendo para Canota pero desde Maipú es visible y eso que tengo toda la polución del Centro y Guaymallén hacia el norte.

Un saludo y esperamos tu contacto.

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Coincido con lo que han dicho quienes me antecedieron...

Vos lo dijiste: a igualdad de diámetro/distancia focal del objetivo y sacando la estabilidad y la seguridad de movimiento de una buena montura así como la posibilidad de obtener distintos aumentos cambiando de oculares no hay diferencia alguna entre un telescopio y un par de prismáticos (a excepción del prisma de Porro o Amici enderezador de la imagen).

Opticamente son el mismo instrumento, basado en exactamente los mismos principios (el telescopio de Kepler).

De todas maneras siento que todas esas cosas que hacen la diferencia son las importantes a la hora de utilizarlos (después de todo la diferencia entre mi mujer y Kim Bassinger también es cuestión de algunos detalles :D ). Yo creo que la diferencia entre el ojo desnudo y un buen par de binoculares es tan impactante que lograr ese mismo efecto con un telescopio nos lleva a un instrumento relativamente más importante, especialmente en abertura y/o aumentos.

Sobre la comodidad de visión cenital seguramente estás pensando en un reflector porque con un refractor sin prisma cenital o espejo el problema es el mismo que con los prismáticos a menos que utilices un trípode bien alto...

Las luminarias evolucionan rápidamente, creo que las de vapor de mercurio casi ya no se usan en las ciudades por su bajo rendimiento. Las de sodio de baja presión son bastante monocromáticas y más fáciles de filtrar, las de alta presión tienen una banda más ancha y por lo tanto su filtrado también quitará más luz de lo que se desea observar. La gente no gusta mucho de las de baja porque no permiten apreciar los colores. Actualmente están creciendo las de haluros metálicos que dan una luz muy blanca (en los estadios se las suele ver), estas son las más difíciles de filtrar por su espectro extendido

El tema de la pupila de salida es lo suficientemente interesante como para merecer un capítulo aparte, en especial en relación a si observamos desde la ciudad o el campo. Una gran pupila de salida mayor que la pupila del ojo, obviamente significa desperdiciar esa luz que queda afuera, pero una pupila menor que la óptima para un cielo oscuro puede ser una ventaja en un cielo iluminado por las luces de la ciudad observando estrellas (pero no reportará ventaja en objetos extensos).

La diferencia de luz entre 70 y 50 mm siendo como bien dices el doble de luz (si alcanza a la retina o película), es equivalente a un número "f" en una fotografía, hace casi la diferencia de una magnitud visual (que es poco más del doble de intensidad luminosa), pero a la hora de tomar una fotografía permitirá reducir el tiempo de exposición a la mitad. También mejorará algo la nitidez y el poder separador debido a la mejor resolución, no será para alquilar balcones pero como la afinación del auto, a mi modo de ver, "suma"...

En mi opinión siempre será lo más importante tener en cuenta las calidades ópticas, a igualdad de otros parámetros, un par de prismáticos de buena calidad probablemente será mucho mejor que un telescopio de la misma o mayor apertura, berreta, (entre otras cosas por el diafragmado que suelen ocultar en su interior estos últimos).

Un buen telescopio refractor al mismo tiempo que una buena óptica muy corregida, tiene distancia focal suficiente para obtener buen aumento para observación planetaria o lunar con oculares no muy cortos, buena montura, etc, etc. Por eso también será que cuestan sus pesitos...

Finalmente te confieso que a pesar de lo todo que dije, para mi un telescopio, siempre será un telescopio... , otra especie, con magia incorporada... ¿Alguien ha oido de un niño que haya soñado con tener prismáticos? , ja ja.

Buena suerte.

Miguel Ghezzi

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Invitado
Este tema está cerrado a nuevas respuestas.
  • ¿Cómo elegir un telescopio?

     

    Los telescopios vienen en muchas formas y tamaños, y cada tipo tiene sus propias fortalezas y debilidades. El primer paso para decidir qué telescopio comprar es saber para qué lo desea utilizar. Estas son las formas de usar un telescopio:

     

    Astronomía visual: el proceso de mirar a través de un ocular conectado a un telescopio para ver objetos distantes.
    Astrofotografía: la práctica de usar una cámara conectada a un telescopio o lente para fotografiar objetos en el espacio exterior.
    Ambos: si desea utilizar un telescopio tanto para imágenes como para imágenes, ¡también está bien!

     

    Solo sepa que los telescopios que pueden hacer ambas cosas bien generalmente cuestan más.
    Para la astronomía visual, especialmente los telescopios para principiantes, la mayoría de los telescopios ya vienen como un paquete completo. Eso significa que el telescopio estará listo para usar e incluye el telescopio, la montura y cualquier otra cosa que necesite para comenzar, como oculares y otros accesorios. Para hacer astrofotografía que no sea con un teléfono inteligente, los componentes generalmente se venden por separado para permitir un enfoque más personalizado. Esto significa que si está interesado en obtener imágenes más allá de solo con un teléfono inteligente, generalmente deberá comprar el telescopio, la montura y la cámara por separado.

     

    El segundo paso para decidir qué telescopio comprar es tener una idea de lo que principalmente desea observar o fotografiar. Si puede reducirlo entre uno u otro, hará que su decisión sea mucho más fácil. Por supuesto, un telescopio se puede usar para otros fines, como la visualización terrestre (durante el día), pero es importante decidir primero cómo lo usará por la noche:

     

    Objetos planetarios / del sistema solar: esto incluye los planetas, la Luna y el Sol.
    Objetos del cielo profundo: esto incluye galaxias, nebulosas, cúmulos de estrellas y cualquier otra cosa más allá de nuestro sistema solar.0

     

    Tanto espacio profundo como Planetaria: hay un grupo selecto de telescopios que son excelentes tanto para cielo profundo como planetario, especialmente para astrofotografía, pero generalmente cuestan más.
    El tercer y último paso para decidir qué telescopio comprar es incorporar su presupuesto, qué tan portátil es la configuración que desea y su nivel de habilidad en su decisión. 

     

    Recomendamos leer ¿Cómo elegir un telescopio?

     

    Introducción a las monturas de telescopios

    Aunque la mayoría de los telescopios para principiantes ya vienen con algún tipo de montura incluida, comprar una montura por separado puede abrir muchas puertas para más posibilidades de observación o imágenes. Para los observadores visuales, un montaje de altitud-azimut es el camino a seguir. Para los astrofotógrafos que realizan imágenes de cielo profundo, una montura ecuatorial producirá los mejores resultados. Las monturas híbridas combinan lo mejor de ambos mundos a un precio más alto, y los rastreadores de estrellas son como mini monturas ecuatoriales para el creador de imágenes que viaja o para el principiante.

     

    Para astrofotografía, especialmente para imágenes de cielo profundo, la montura es posiblemente el componente más importante de cualquier configuración. Sí, lo has leído bien, ¡incluso más importante que el telescopio o la cámara! La razón de esto es que es solo la montura la que determina la precisión con la que su cámara y telescopio pueden rastrear el cielo y, por lo tanto, cuánto tiempo puede exponer sin experimentar rastros de estrellas. Recoger la mayor cantidad de luz posible es fundamental en la astrofotografía de cielo profundo, y sin una montura ecuatorial de calidad, estará limitado en la cantidad de luz que puede recolectar en cada exposición. Por esta razón, además de la cámara y el telescopio, recomendamos gastar alrededor de la mitad de su presupuesto total en la montura para obtener imágenes de cielo profundo.

     

    Otra consideración importante para la obtención de imágenes de cielo profundo con una montura ecuatorial es la capacidad de carga útil. La capacidad de carga útil, que es la cantidad de peso que puede soportar la montura (excluidos los contrapesos), es la especificación más importante para cualquier montura ecuatorial. 

     

    Para los observadores visuales que tienen un telescopio pero no una montura, las monturas independientes de altitud-azimut son una excelente opción. Muchos de estos vienen con la misma capacidad computarizada que tienen la mayoría de las monturas ecuatoriales. Después de un proceso de alineación simple, esta capacidad de acceso computarizado permite que la montura no solo encuentre y apunte a los objetos automáticamente, sino que los rastree y los mantenga centrados a través del ocular. Para los observadores binoculares, un trípode con un cabezal de altitud-azimut hace que la experiencia sea simple y agradable, y los montajes estilo paralelogramo mejoran esto al permitir ángulos de visión aún más cómodos.

    Ya sea que solo esté esperando agregar la capacidad de seguimiento y acceso a su telescopio visual existente o si tiene la mira puesta en fotografiar galaxias y nebulosas débiles, ofrecemos una amplia variedad de soportes para cualquier necesidad. 

     

    Ver todas las monturas

     

    Introducción a las cámaras para astronomía

    Como ocurre con la mayoría de los equipos de astronomía, no existe una cámara de "talla única" que sea la mejor en todo. Si espera obtener imágenes de objetos del espacio profundo, una cámara de astronomía refrigerada es el camino a seguir. Si espera obtener imágenes de los planetas, la luna, el sol u otros objetos del sistema solar, una cámara de alta velocidad de fotogramas hará maravillas por usted. Comprender la diferencia entre estos diferentes tipos de cámaras y sus especificaciones lo ayudará a decidir cuál es su próxima cámara para astronomía.

     

    Para obtener imágenes de cielo profundo, se trata de maximizar la cantidad de luz que puede recolectar y lo limpia que es la imagen. Cuando se toman imágenes de objetos del cielo profundo, es mejor utilizar una cámara refrigerada, que puede evitar el ruido durante exposiciones prolongadas. Las cámaras con mayor eficiencia cuántica, tamaños de píxeles más grandes, mayor capacidad de pozo completo (full well) y menor ruido de lectura, entre otras especificaciones, producirán imágenes más limpias. Haga clic aquí para ver nuestras recomendaciones sobre las mejores cámaras de imágenes de cielo profundo para principiantes.

     

    Para las imágenes planetarias, se trata de maximizar la cantidad de detalles en los planetas y otros objetos del sistema solar, que generalmente son increíblemente pequeños. Los planetas son tan pequeños que no solo requieren un telescopio de larga distancia focal, sino que las turbulencias en la atmósfera pueden tener un gran efecto en el nivel de detalle de la imagen. Para imágenes planetarias, un sensor pequeño y una cámara de alta velocidad de fotogramas es su mejor amigo. Haga clic aquí para ver nuestras recomendaciones sobre las mejores cámaras planetarias, lunares y solares.

     

     

  • Astronomia Definición

    La astronomía es la ciencia que estudia los cuerpos celestes del universo, incluidos las estrellas, los planetas, sus satélites naturales, los asteroides, cometas y meteoroides, la materia interestelar, las nebulosas, la materia oscura, las galaxias y demás; por lo que también estudia los fenómenos astronómicos ligados a ellos, como las supernovas, los cuásares, los púlsares, la radiación cósmica de fondo, los agujeros negros, entre otros, así como las leyes naturales que las rigen. La astronomía, asimismo, abarca el estudio del origen, desarrollo y destino final del Universo en su conjunto mediante la cosmología, y se relaciona con la física a través de la astrofísica, la química con la astroquímica y la biología con la astrobiología.

     

    Su registro y la investigación de su origen viene a partir de la información que llega de ellos a través de la radiación electromagnética o de cualquier otro medio. La mayoría de la información usada por los astrónomos es recogida por la observación remota, aunque se ha conseguido reproducir, en algunos casos, en laboratorio, la ejecución de fenómenos celestes, como, por ejemplo, la química molecular del medio interestelar. Es una de las pocas ciencias en las que los aficionados aún pueden desempeñar un papel activo, especialmente sobre el descubrimiento y seguimiento de fenómenos como curvas de luz de estrellas variables, descubrimiento de asteroides y cometas, etc.

    La astronomía ha estado ligada al ser humano desde la antigüedad y todas las civilizaciones han tenido contacto con esta ciencia. Personajes como Aristóteles, Tales de Mileto, Anaxágoras, Aristarco de Samos, Hiparco de Nicea, Claudio Ptolomeo, Hipatia de Alejandría, Nicolás Copérnico, Tycho Brahe, Johannes Kepler, Galileo Galilei, Christiaan Huygens o Edmund Halley han sido algunos de sus cultivadores. La metodología científica de este campo empezó a desarrollarse a mediados del siglo XVII. Un factor clave fue la introducción del telescopio por Galileo Galilei, que permitió examinar el cielo de la noche más detalladamente. El tratamiento matemático de la Astronomía comenzó con el desarrollo de la mecánica celeste y con las leyes de gravitación por Isaac Newton, aunque ya había sido puesto en marcha por el trabajo anterior de astrónomos como Johannes Kepler. Hacia el siglo XIX, la Astronomía se había desarrollado como una ciencia formal, con la introducción de instrumentos tales como el espectroscopio y la fotografía, que permitieron la continua mejora de telescopios y la creación de observatorios profesionales.

     

    La palabra astronomía proviene del latín astrŏnŏmĭa /astronomía/ y esta del griego ἀστρονομία /astronomía/. Está compuesta por las palabras άστρον /ástron/ 'estrellas', que a su vez viene de ἀστῆρ /astḗr/ 'estrella', 'constelación', y νόμος /nómos/ 'regla', 'norma', 'orden'.

    El lexema ἀστῆρ /astḗr/ está vinculado con las raíces protoindoeuropeas *ster~/*~stel (sust.) 'estrella' presente en la palabra castiza «estrella» que llega desde la latina «stella». También puede vérsele en: astrología, asteroide, asterisco, desastre, desastroso y muchas otras.

    El lexema ~νομία /nomíā/ 'regulación', 'legislación'; viene de νέμω /némoo/ 'contar', 'asignar', 'tomar', 'distribuir', 'repartir según las normas' y está vinculado a la raíz indoeuropea *nem~ 'contar', 'asignar', 'tomar', distribuir'; más el lexema ~ία /~íā/ 'acción', 'cualidad'. Puede vérsela en: dasonomía, macrotaxonomía, tafonomía y taxonomía.

    Etimológicamente hablando la astronomía es la ciencia que trata de la magnitud, medida y movimiento de los cuerpos celestes.



  • Quién está conectado (Ver lista completa)

    • Gregory
    • rosbuitre
    • Hal9000
    • RodrigoPon
    • criswille
    • Guillermo Scigliano
    • jafeltra
    • GPeruzzo
×
×
  • Crear nuevo...