Jump to content

3 noticias al hilo (5/4/2010)


Publicaciones recomendadas

Cassini sobrevuela dos lunas de Saturno en 48 horas

En un doble sobrevuelo especial tiene lugar esta semana, la nave espacial Cassini de la NASA visita dos lunas de Saturno, Titán y Dione, en un plazo de aproximadamente un día y medio, sin maniobras intermedias.

fotonoticia_20100405171852_225.jpg

Una alineación cósmica fortuita permite a Cassini intentar esta doble visita, y el interés en pivotar por Dione (derecha, en la imagen) ha influido en el diseño de su misión prolongada. El sobrevuelo de Titán (a la izquierda en la imagen), previsto para este lunes, ha hecho pasar a Cassini a unos 7.500 kilómetros (4.700 millas) de la superficie de la luna. La distancia es relativamente lgrande para esta clase de encuentros, pero es válida para el subsistema de captura de imágenes de Cassini, que podrán observar la bruma de Titán durante más tiempo y capturar imágenes de alta resolución de las regiones Belet y Senkyo, zonas oscuras alrededor del ecuador, donde dominan las dunas de arena.

Al igual que Encelado, la luna más famosa de Saturno por su penacho de materia, Dione muestra brillantes fracturas características. Pero si hay una nube en Dione, sería ciertamente más sutil y produciría menos material.

Cassini planea utilizar su magnetómetro para estudiar si puede encontrar evidencia de la actividad en Dione. La cartografía térmica del espectrómetro infrarrojo compuesto también ayudará en esa búsqueda. Además, el espectrómetro de cartografía visual e infrarrojo examinará material oscuro encontrado en Dione. Los científicos quieren entender el origen de este material oscuro.

Nota completa: http://www.europapress.es/ciencia/notic ... 71852.html

Avances sobre procesos de rayos cósmicos

Nuevas imágenes captadas por el Telescopio Espacial Fermi de Rayos Gamma, de la NASA, muestran los lugares en donde ciertos remanentes de supernova emiten una radiación mil millones de veces más energética que la luz visible.

En su viaje por la galaxia, las partículas son desviadas por los campos magnéticos. Esto modifica sus trayectorias y enmascara sus orígenes.

Cuando los rayos cósmicos colisionan con gas interestelar, producen rayos gamma. El Telescopio Espacial Fermi de Rayos Gamma permite ahora a los científicos comparar las emisiones de los remanentes de diferentes edades y en diferentes entornos, y validar los efectos predichos por cada hipótesis.

Los remanentes de las supernovas jóvenes parecen poseer los campos magnéticos más fuertes y los rayos cósmicos de más alta energía.

Los campos más fuertes pueden mantener a las partículas de mayor energía en la onda expansiva del remanente el tiempo suficiente para acelerarlas a las energías observadas.

Las observaciones del Fermi muestran rayos gamma con energías del orden de los gigaelectronvoltios, procedentes de lugares donde se sabe que los remanentes están interactuando con nubes de gas frías y densas.

De cualquier manera, estas observaciones validan la idea de que los remanentes de supernovas actúan como enormes aceleradores de partículas cósmicas.

Nota completa: http://www.elporvenir.com.mx/notas.asp?nota_id=385464

Polvo y cenizas de una estrella muerta

Dos telescopios espaciales de la NASA, el Chandra y el Spitzer, se han utilizado de modo combinado para fotografiar un rincón del cielo en el que una estrella explotó y ahora se observan allí sus restos polvorientos, que están englobando a los astros vecinos. En la imagen del objeto celeste (denominado G54.1+0,3) se distingue, en azul, el registro del Chandra (un observatorio de rayos X) y en verde, rojo y amarillo los datos del Spitzer (infrarrojo). La fuente blanquecina cerca del centro de la imagen es una densa estrella de neutrones que gira muy rápido sobre sí misma, un pulsar, que es lo que ha quedado del astro que colapsó y explotó. El material -polvo y ceniza- que salió despedido en la supernova a gran velocidad se expande en su entorno y resulta iluminado.

Restos_supernova.jpg

El caso de G54.1+0,3 es interesante para los astrónomos porque el entorno en que explotó esta supernova permite observar el polvo que normalmente es demasiado frío para verlo incluso en infrarrojo. Lo que sucede ahí es que el polvo de la supernova, a medida que se expande por los alrededores, calienta y enciende los astros que hay cerca de manera que el fenómeno es visible. También juega un papel el flujo de partículas de alta energía que genera el pulsar. Sin la presencia de esa familia estelar vecina, explican los investigadores del Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics, no se vería este polvo hasta que lo calentase la onda de choca de la propia supernova, pero esa misma onda de choque destruiría muchas partículas de polvo, mientras que en este caso los astrónomos están viendo ya el polvo en condiciones pristinas.

Nota completa: http://www.elpais.com/articulo/sociedad ... soc_15/Tes

Enlace al comentario
Invitado
Este tema está cerrado a nuevas respuestas.
×
×
  • Crear nuevo...