Jump to content

La nebulosa del anillo azul


Publicaciones recomendadas

En 2004 el Galaxy Evolution Explorer (GALEX), un satélite equipado con un telescopio de 508 mm para estudiar el cielo en la banda ultravioleta, descubrió la sorprendente "Nebulosa del Anillo Azul" que es realmente hermosa con su brillante estrella central:

 

blue-ring-nebula-galex.thumb.jpg.a4a1d4dc60757c4b4c4a6db9e031d91d.jpg

 

Descartado enseguida que pudiese ser los restos de una supernova, más de una década después de descubrir la Nebulosa del Anillo Azul, se habían recopilado datos sobre el sistema mediante cuatro telescopios espaciales, cuatro telescopios terrestres y observaciones históricas de la estrella central que se remontan a 1895 (para buscar cambios en su brillo en el tiempo) con la ayuda de aficionados a través de la Asociación Estadounidense de Observadores de Estrellas Variables (AAVSO). Pero todavía se escapaba una explicación de lo que había creado la nebulosa.

 

Finalmente ahora un equipo de astrónomos dirigido por Keri Hoadley ha concluido que la nebulosa es el producto de una fusión estelar relativamente reciente que probablemente ocurrió entre una estrella similar a nuestro Sol y otra estrella de solo una décima parte de ese tamaño (o aproximadamente 100 veces la masa de Júpiter). Casi al final de su vida, la estrella similar al Sol comenzó a hincharse, acercándose más a su compañera. Finalmente, la estrella más pequeña cayó en una espiral descendente hacia su compañera más grande. En el camino, la estrella más grande rompió a la estrella más pequeña, envolviéndose en un anillo de escombros antes de tragarse la estrella más pequeña por completo.

 

Este fue el evento violento que llevó a la formación de la Nebulosa del Anillo Azul. La fusión lanzó una nube de escombros calientes al espacio que fue cortada en dos por el disco de gas. Esto creó dos nubes de escombros en forma de cono, sus bases se alejan de la estrella en direcciones opuestas y se ensanchan a medida que viajan hacia afuera. La base de un cono viene casi directamente hacia la Tierra y el otro casi directamente se aleja. Son demasiado débiles para verlos solos, pero el área donde los conos se superponen (visto desde la Tierra) forma el anillo azul central que GALEX observó:

 

 

Pasaron milenios y la nube de escombros en expansión se enfrió y formó moléculas y polvo, incluidas moléculas de hidrógeno que colisionaron con el medio interestelar, (la escasa colección de átomos y partículas que llenan el espacio entre las estrellas). Las colisiones excitaron moléculas de hidrógeno, lo que hizo que se irradiaran en una longitud de onda específica de luz ultravioleta lejana. Con el tiempo, el resplandor se volvió lo suficientemente brillante para que GALEX lo viera.

 

El estudio, publicado en Nature, es: A blue ring nebula from a stellar merger several thousand years ago

 

La estrella central se llama TYC 2597-735-1 y no es una estrella joven. De hecho, tanto su ubicación como su espectro señalan que forma parte de la población de estrellas más antigua de la Vía Láctea. Aunque la estrella central a primera vista parece relativamente normal: como mucho dos veces más masiva que el Sol y más de 100 veces más brillante, es una gigante que se ha quedado sin hidrógeno para fusionar en su núcleo y que tiene una gravedad superficial baja, ya que está hinchada.

 

Información a nivel divulgación en The dazzling Blue Ring Nebula puzzled scientists for 16 years — and now they finally understand why

 

Saludos.

  • Like 3
  • Thanks 2
Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Crear una cuenta o conéctate para comentar

Tienes que ser miembro para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrese para obtener una cuenta nueva en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una nueva cuenta

Conectar

¿Ya tienes una cuenta? Conéctate aquí.

Conectar ahora
×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

Términos y condiciones de uso de Espacio Profundo