Jump to content

Misión Solar Orbiter de la ESA


Publicaciones recomendadas

La misión Solar Orbiter de la ESA está concebida para estudiar de cerca el Sol y la heliosfera interior (las regiones inexploradas y más cercanas a nuestra estrella) y así comprender, e incluso predecir, el comportamiento irregular de la estrella de la cual dependen nuestras vidas.

 

Solar_Orbiter_instruments.jpg.94bc5157393311c4da703c799f57881b.jpg

Detalle de los instrumentos en Instruments

 

Mediante asistencias gravitatorias en Venus, Solar Orbiter irá acercando sus perihelios hasta una distancia mínima de unos 42 millones de km (más cerca que el perihelio de Mercurio), al mismo tiempo que va incrementando la inclinación de la órbita hasta unos 25º/30º respecto de la eclíptica, lo que le permitirá observar los polos del Sol, hasta ahora inexplorados.

 

Será capaz de casi coincidir con la velocidad de rotación del Sol alrededor de su eje durante varios días, por lo que permitirá seguir por primera vez la formación de las tormentas solares durante un periodo prolongado desde un mismo punto de vista. También en muchos momentos de su órbita podrá proporcionar datos del lado del Sol en ese momento no es visible desde la Tierra. Solar Orbiter buscará respuestas a las preguntas claves de la heliofísica:

  • Cómo crea y controla el Sol la heliosfera
  • Qué provoca el viento solar y de dónde procede el campo magnético coronal
  • Cómo fomentan los transitorios solares la variabilidad heliosférica
  • Cómo producen las erupciones la radiación de partículas energéticas que llena la heliosfera
  • Cómo funciona la dinamo solar y cómo provoca las conexiones entre el Sol y la heliosfera

A tan solo 0.284 UA del Sol, la nave Solar Orbiter quedará expuesta a una radiación solar intensa, deberá soportar potentes emisiones de partículas atómicas procedentes de explosiones en la atmósfera solar. Para resistir al entorno adverso (17 kW/m2 de insolación) y a las altísimas temperaturas (400ºC), Solar Orbiter debe estar bien equipada aprovechando las nuevas tecnologías desarrolladas por la ESA para la misión BepiColombo a Mercurio, como paneles solares termorresistentes y una antena de alta ganancia y alta temperatura.

 

Dispondrá de la cámara fotográfica So-Phi una cámara de altísimas prestaciones cuyo objetico es obtener imágenes de alta resolución y medidas en el disco solar (full-disk) del vector del campo magnético fotosférico y de la velocidad en la dirección de propagación (line-of-sight velocity), así como de la intensidad del continuo en el rango espectral visible. Gracias a la resolución y estabilidad de los mapas de velocidad obtenidos por So-Phi será posible investigar los fenómenos sísmicos del interior del Sol. Las imágenes de cerca de los extraños paisajes solares, donde el gas brillante danza y se ensortija en el potente campo magnético, prometen ser espectaculares. Mostrarán detalles de 180 km de ancho (el diámetro del disco solar visible es de 1,4 millones de kilómetros). Se espera que no solo los científicos, sino también el público en general quede fascinado con la frenética actividad del Sol, que parece tan apacible a primera vista.

 

Solar Orbiter de la ESA coincidirá en el espacio con Parker Solar Probe de la NASA. Parker Solar Probe lleva una carga útil más pequeña que Solar Orbiter, pero se acercará más al Sol, (6.2 millones de km) Parker Solar Probe lleva instrumentos para estudiar la corona del Sol, y apunta a la región del espacio donde el plasma coronal se desprende para convertirse en el viento solar. Esto se espera que les de a los científicos la "verdad fundamental" sobre las condiciones del plasma en esa región y ayudará a determinar cómo se acelera hacia los planetas. Sin embargo, Parker Solar Probe no tiene cámaras que vean el Sol directamente. Ninguna tecnología actual podría mirar al Sol desde tan cerca y sobrevivir. Aquí es donde entra en juego Solar Orbiter: más allá de lograr sus propios objetivos científicos, Solar Orbiter proporcionará información contextual para mejorar la comprensión de las mediciones in situ de Parker Solar Probe . Al trabajar juntas de esta manera, las dos naves espaciales recopilarán conjuntos de datos complementarios que permitirán que se destile más ciencia de las dos misiones en colaboración de lo que cualquiera podría administrar por sí sola.

 

Más datos en Solar Orbiter factsheet. Solar Orbiter de la ESA será lanzado desde Cabo Cañaveral (Florida, EE. UU.) a bordo de un cohete Atlas V 411 suministrado por la NASA. La ventana de lanzamiento se abre el próximo 6 de Febrero a las 04:27 TU

 

 

Estaremos atentos, saludos.

  • Like 2
Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
Publicado (editado)
En 20/1/2020 a las 12:26, AlbertR dijo:

... La ventana de lanzamiento se abre el próximo 6 de Febrero a las 04:27 TU, ... Estaremos atentos, saludos.

 

La participación iberoamericana en la misión Solar Orbiter es muy importante:

El lanzamiento se ha aplazado 1 día y ahora está previsto para el 7 de Febrero a la 04:15 TU. Después de varias asistencias gravitacionales en Venus y en la Tierra, a finales de 2021 la nave espacial alcanzará su primera órbita nominal de Ciencia, que durará 4 años. Durante ese tiempo, Solar Orbiter alcanzará 17º de inclinación respecto del ecuador solar, permitiendo que la nave espacial capture imágenes de alta resolución de los polos del sol, por primera vez en la historia.

  • Posteriormente, durante la fase de “misión extendida”, Solar Orbiter se elevará a una órbita de inclinación aún mayor, a 33º sobre el ecuador solar, con ello las regiones polares se observarán aún más directamente.
  • Para sobrevivir a estar tan cerca de nuestra estrella, experimentando una temperatura máxima de 520ºC y recibir un aluvión de radiación intensa, el cuerpo principal y los instrumentos vitales del Solar Orbiter estarán protegidos por un escudo térmico de titanio que se enfrentará al sol en todo el tiempo.
  • Incluso los paneles solares de la nave espacial, diseñados para absorber energía del sol, deben protegerse. A medida que Solar Orbiter se acerque a la bola gigante de calor y radiación, sus paneles, que sobresalen a ambos lados de la nave espacial, dando una anchura total de 18,9 metros, deberán inclinarse de la perpendicular al Sol, lo que limita la cantidad de luz que absorben para asegurar de que no se sobrecalienten.

 

Información adicional: Solar Orbiter tomará las primeras imágenes de los polos del Sol

 

Saludos.

 

Editado por AlbertR
  • Like 3
Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

No lo pude ver entero, espero que les guste. Ese en español

  • Like 1
  • Thanks 1
Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

solo con estar en españo ya esta bueno

Luis

SkyWatcher 130/650

Oculares: Super25mm, BST 18mm, BST 5mm - Barlow: SkyWatcher 2x acromático

Posadas - Misiones - Argentina

 

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
  • 3 meses después...
Publicado (editado)

Resulta que por casualidad Solar Orbiter va a atravesar la cola del cometa C / 2019 Y4 (ATLAS) en los próximos días: cruzará la cola de plasma entre el 31 de mayo y el 1 de junio, y la cola de polvo el 6 de junio.

 

Anatomy_of_a_comet_-_Infographic_article

 

Aunque aún no era el momento de que el satélite de la ESA tomara datos científicos, los responsables de la misión han decidido excepcionalmente activar los cuatro instrumentos más relevantes para tomar datos durante este encuentro único.

 

Solar Orbiter incorpora un conjunto de diez instrumentos de detección local y remota para investigar el Sol y el flujo de partículas cargadas que libera al espacio, el viento solar. Los cuatro instrumentos de detección local también resultan perfectos para detectar las colas del cometa, puesto que miden las condiciones en el entorno de la astronave y podrán tomar datos de los granos de polvo y de las partículas cargadas eléctricamente que emite el cometa. Esas emisiones generan las dos colas del cometa: la cola de polvo que queda tras él en su órbita y la cola de plasma que apunta en dirección contraria al Sol.

 

Si la cola de iones es suficientemente densa, el magnetómetro (MAG) de Solar Orbiter podría detectar la variación del campo magnético interplanetario inducido por la interacción con ios iones de la cola del cometa, mientras que el Analizador de Viento Solar (SWA) podría analizar directamente algunas de las partículas de la cola.

 

Cuando Solar Orbiter atraviese la cola de polvo, dependiendo de su densidad (desconocida), es posible que algunos de los microscópicos granos de polvo golpeen la nave a velocidades de decenas de kilómetros por segundo. Aunque la nave no corre peligro por ello, los granos se vaporizarán por el impacto formando pequeñas nubes de gas o plasma cargado eléctricamente, que podría detectar el instrumento Ondas de Radio y Plasma (RPW).

 

Actualmente Solar Orbiter navega entre las órbitas de Venus y Mercurio y su primer perihelio tendrá lugar el 15 de junio, a unos 77 millones de kilómetros del Sol. Fuente: Solar Orbiter to pass through the tails of Comet ATLAS

 

¡ Mucha suerte con el experimento ! Saludos.

 

Editado por AlbertR
  • Like 3
Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
  • 1 mes después...
Publicado (editado)

Hoy se han publicado las primeras imágenes de Solar Orbiter, la nueva misión de observación del Sol de la ESA y la NASA, que han revelado la presencia de innumerables minierupciones solares, apodadas “hogueras”, cerca de la superficie de nuestra estrella. (Una de las "hogueras", marcada por la flecha en la imagen)

 

Solar_Orbiter_spots_campfires_on_the_Sun

 

Las hogueras fueron fotografiadas por la Cámara de Imagen del Ultravioleta Extremo (EUI) durante el primer perihelio de Solar Orbiter. En aquel momento, la nave se hallaba a tan solo 77 millones de kilómetros del Sol, aproximadamente la mitad de la distancia entre la Tierra y nuestra estrella.

 

Estas hogueras son como parientes menores de las protuberancias solares que se observan desde la Tierra, pero entre millones y miles de millones de veces más pequeñas. Puede que, a primera vista, el Sol parezca inmóvil, pero al observarlo en detalle hemos podido apreciar estas pequeñas erupciones por todas partes. Cada una de estas hogueras es insignificante por sí misma, pero si sumamos su efecto a lo largo de toda la superficie, podrían contribuir significativamente al calentamiento de la corona solar.

 

Lo que hace única a Solar Orbiter es que, hasta ahora, ninguna otra misión había sido capaz de tomar imágenes desde tan cerca de la superficie solar. No son más que las primeras imágenes y ya podemos ver nuevos fenómenos de interés. No nos esperábamos unos resultados tan buenos ya al principio. También podemos ver cómo se complementan entre sí los diez instrumentos científicos, ofreciendo una imagen integral del Sol y su entorno.

 

Solar_Orbiter_first_images_and_measureme

 

Estamos muy ilusionados con estas primeras imágenes, pero no son más que el principio. Solar Orbiter ha comenzado un largo viaje por el sistema solar interior, y en menos de dos años se acercará mucho más al Sol. Al final, se aproximará a tan solo 42 millones de kilómetros, que es casi un cuarto de la distancia de la Tierra al Sol.

 

El vídeo publicado hoy, Más cerca que nunca: las primeras vistas del Sol de Solar Orbiter (Solar Orbiter’s first views of the Sun)

 

 

Saludos.

 

Editado por AlbertR
  • Like 4
Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Crear una cuenta o conéctate para comentar

Tienes que ser miembro para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrese para obtener una cuenta nueva en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una nueva cuenta

Conectar

¿Ya tienes una cuenta? Conéctate aquí.

Conectar ahora
×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

Términos y condiciones de uso de Espacio Profundo