Jump to content

Cumplió 90 años el autor de “2001, odisea del espacio”


gianse54

Publicaciones recomendadas

Cumplió 90 años el autor de “2001, odisea del espacio”

Arthur C. Clarke escribió obras maestras.

CLASICO. El escritor es un símbolo dentro de la ciencia ficción. ARCHIVO LA GACETA

Quiere que ET lo llame por teléfono

Arthur Clarke confesó tres deseos para su cumpleaños: que la humanidad abandone su sed por el petróleo, que la paz llegue a su Sri Lanka adoptiva y que E.T. lo llame por teléfono. El prolífico autor dijo que le gustaría ser recordado principalmente como escritor, y vaticinó que los viajes comerciales al espacio serán algún día algo común.

SRI LANKA.- En 1968, el mundo del cine se conmovió con el estreno de “2001, odisea del espacio”, un filme dirigido por Stanley Kubrick. Muchos aficionados a la ciencia ficción la esperaban con impaciencia, porque conocían al autor de la novela sobre la que se inspiró el filme. Arthur C. Clarke, que ayer cumplió 90 años, era en realidad ya uno de los escritores más respetados del género; sin embargo, la genial cinta de Kubrick contribuyó a acrecentar la fama del autor y asoció inseparablemente su nombre al de aquella película.

Pero Clarke tiene en su obra otros títulos mucho más relevantes que aquella historia compleja e inquietante: “El fin de la infancia” (1953) y “Cita con Rama” (1973) son algunas de ellas.

Arthur Charles Clarke nació el 16 de diciembre de 1917 en el pueblo de Minehead, Somerset, en Inglaterra; en 1936 se mudó a Londres y se dedicó a las ciencias hasta que decidió abandonarlas para consagrar todas sus energías a la literatura. En 1937 publicó su primer relato de ciencia ficción y continuó produciendo ensayos y artículos hasta que la II Guerra Mundial abrió un paréntesis en su tarea literaria; durante el conflicto sirvió en la Fuerza Aérea británica como especialista en radares.

En 1945 publicó un ensayo en el que sentó los principios de la comunicación satelital a través de aparatos ubicados en órbitas geoestacionarias; su especulación teórica encontró aplicación práctica más de dos décadas después. En su honor, la órbita en la que se ubican los satélites de comunicaciones en la actualidad se denomina “Orbita de Clarke”.

Una vez terminada la contienda, el escritor volvió a publicar artículos de ciencia ficción, sin mayores repercusiones. La consagración llegó con la aparición de “El fin de la infancia”, una de las obras maestras del género en la que Clarke contrapone admirablemente la fragilidad del ser humano con la aparente inalterabilidad del cosmos inconmensurable y eterno.

Tres años después de “El fin de la infancia”, Clarke volvió a asombrar a los lectores con “La ciudad y las estrellas”, una inquietante proyección de la Tierra dentro de un millón de años, con una hiperdesarrollada ciudad (Diaspar) en medio de un planeta hostil.

Desde 1956, Clarke está radicado en Sri Lanka. Desde allí inició en 1973 con “Cita con Rama” (una de las novelas más premiadas del género) una serie que continuó en 1989, 1991 y 1993. Ganó el premio Hugo (una suerte de Nobel dentro de la ciencia ficción) en 1973 y, nuevamente, en 1980 por “Fuentes del paraíso”.

En 1998 Clarke fue nombrado caballero por el príncipe Carlos, durante una visita que este hizo a Sri Lanka; pero el procedimiento de investidura se suspendió a pedido del autor hasta que se aclarara una turbia historia de pedofilia en la que lo involucró una publicación periodística. La Justicia de Sri Lanka desarrolló una profunda investigación que demostró la absoluta inocencia del autor, por lo que la publicación debió retractarse. Finalmente, en mayo de 2000, el escritor fue investido como Sir Arthur Charles Clarke, caballero de la Orden del Imperio Británico.

“La única posibilidad de descubrir los límites de lo posible es aventurarse un poco más allá de ellos, hacia lo imposible”, ha dicho este prolífico autor, uno de los clásicos indiscutidos de la ciencia ficción. (Especial)

Clarck.jpg.655c182c4aa503405020031312af9

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Gianse, nunca me habia topado con otro admirador de ese maestro.

Tanto de Clarke como de Asimov he leído casi todas sus obras dentro de las cuales rescato como un icono en mi vida y el punto de inflección que inyecto en mi la fascinacion por la lectura, la mejor obra de ficción que he leído, y aunque parezca ridículo he releído (3 veces) en mi vida, la gran saga de "Cita con Rama" "Rama II" "El Jardin de Rama" y "Rama revelada", sin desmerecer otros tantos como El Martillo de Dios, o la saga de Venus Prime etc.

Arthur C. Clarke ha encendido en mí la mecha para que esta pasión que hoy siento por la astronomía explote el mismisimo día en que me ha instigado a traves de sus textos a mirar hacia arriba enseñándome a través de ellos una hipotéticqa respuesta al gran enigma del universo.

Un abrazo

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Feliz cumpleaños Maestro!!!!!

Omar, Jorge, soy otro de los fanas, pero fanas fanas de monstruos como Clarke, Asimov, Herbert, Sagan, etc.

Les aporto un dato anecdótico, estos tipos no eran simplemente escritores de ciencia ficción, sino más bien (como le gustaba decir al buen Doctor) "Ficción Ciencia", ya que buscaban proyectarse al futuro, escribir y especular sobre cosas perfectamente posibles, osea que hacian "futurologia" de alguna manera.

Clarke tiene varios logros científicos, todos propuestos en sus novelas.

Por ejemplo, fue uno de los primeros en proponer el usar satélites en órbitas sincrónicas para comunicación. Tanto es así que a ésa órbita se la puede encontrar en libros de astronomia como "órbita de Clarke".

Justamente en 2001, el inventa el "efecto honda", en la novela aprovecha el gran campo gravitatorio de Júpiter para impulsarse hacia Saturno ahorrando combustible y ganando velocidad. Esto mismo fue lo que décadas despues hicieran las Voyager.

En fin, la lista es larga y no quiero aburrirlos.

Abrazos

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

2001 me mató, pero "El Fin de la Infancia" , creo que me terminó de sacudir la cabeza del todo.

Clarke, Asimov, Philip Dick, Bradbury, Matheson, Reed, etc fueron parte habitual del baño cultural que recibíamos en los 60 y 70 muchos niños y adolescentes, en los que un famoso programa de TV de preguntas y respuestas (Odol Pregunta) tenía un rating equivalente en su época al que ahora tienen bazofias de la calaña de "bailando, currando, patinando etc por un sueño". -

En fin.... Feliz Cumpleaños Sir Arthur

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Esta conferencia de Asimov, no tiene desperdicio, es sobre el futuro de la humanidad, y aunque le puede no haber pegado en las cuasas, le embocó en las consecuencias. De alguna manera resume el sentir de esos niños que hoy llamarian "nerds".

Que la disfruten!

Asimov - El Futuro de la humanidad.pdf

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Feliz cumpleaños Sir Arthur!!

Humildemente creo que la saga RAMA es sencillamente maravillosa... ¿quién no hubiese dado todo por ser uno de los humanos que entró en Rama durante el 1º encuentro? ¿Quién no hubiese dado todo por ir al Nodo y tener de compañeros a El Águila o a la mismísima Nicole?

Por cierto, dado que los ramanes hacen todo por triplicado, yo sigo esperando la tercer nave... y no pierdo las esperanzas de conocerla...

Abrazos

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Hola Gente!

Estoy sorprendido de la cantidad de admiradores de los grandes de la ciencia ficción!. A mi también me encanta la serie de Rama (la cual leo al menos una vez por año), así como otras del mismo calibre: luz de otros tiempos, el martillo de dios, gatillo...

El año pasado he descubierto un autor canadiense que promete seguir la misma senda de los grandes: Robert Sawyer. Promete!. Muy buena la trilogia de Hominidos, Hombres e Hibridos. Recomiendo!.

Feliz Cumple SIR!!!

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Invitado
Este tema está cerrado a nuevas respuestas.
  • ¿Cómo elegir un telescopio?

     

    Los telescopios vienen en muchas formas y tamaños, y cada tipo tiene sus propias fortalezas y debilidades. El primer paso para decidir qué telescopio comprar es saber para qué lo desea utilizar. Estas son las formas de usar un telescopio:

     

    Astronomía visual: el proceso de mirar a través de un ocular conectado a un telescopio para ver objetos distantes.
    Astrofotografía: la práctica de usar una cámara conectada a un telescopio o lente para fotografiar objetos en el espacio exterior.
    Ambos: si desea utilizar un telescopio tanto para imágenes como para imágenes, ¡también está bien!

     

    Solo sepa que los telescopios que pueden hacer ambas cosas bien generalmente cuestan más.
    Para la astronomía visual, especialmente los telescopios para principiantes, la mayoría de los telescopios ya vienen como un paquete completo. Eso significa que el telescopio estará listo para usar e incluye el telescopio, la montura y cualquier otra cosa que necesite para comenzar, como oculares y otros accesorios. Para hacer astrofotografía que no sea con un teléfono inteligente, los componentes generalmente se venden por separado para permitir un enfoque más personalizado. Esto significa que si está interesado en obtener imágenes más allá de solo con un teléfono inteligente, generalmente deberá comprar el telescopio, la montura y la cámara por separado.

     

    El segundo paso para decidir qué telescopio comprar es tener una idea de lo que principalmente desea observar o fotografiar. Si puede reducirlo entre uno u otro, hará que su decisión sea mucho más fácil. Por supuesto, un telescopio se puede usar para otros fines, como la visualización terrestre (durante el día), pero es importante decidir primero cómo lo usará por la noche:

     

    Objetos planetarios / del sistema solar: esto incluye los planetas, la Luna y el Sol.
    Objetos del cielo profundo: esto incluye galaxias, nebulosas, cúmulos de estrellas y cualquier otra cosa más allá de nuestro sistema solar.0

     

    Tanto espacio profundo como Planetaria: hay un grupo selecto de telescopios que son excelentes tanto para cielo profundo como planetario, especialmente para astrofotografía, pero generalmente cuestan más.
    El tercer y último paso para decidir qué telescopio comprar es incorporar su presupuesto, qué tan portátil es la configuración que desea y su nivel de habilidad en su decisión. 

     

    Recomendamos leer ¿Cómo elegir un telescopio?

     

    Introducción a las monturas de telescopios

    Aunque la mayoría de los telescopios para principiantes ya vienen con algún tipo de montura incluida, comprar una montura por separado puede abrir muchas puertas para más posibilidades de observación o imágenes. Para los observadores visuales, un montaje de altitud-azimut es el camino a seguir. Para los astrofotógrafos que realizan imágenes de cielo profundo, una montura ecuatorial producirá los mejores resultados. Las monturas híbridas combinan lo mejor de ambos mundos a un precio más alto, y los rastreadores de estrellas son como mini monturas ecuatoriales para el creador de imágenes que viaja o para el principiante.

     

    Para astrofotografía, especialmente para imágenes de cielo profundo, la montura es posiblemente el componente más importante de cualquier configuración. Sí, lo has leído bien, ¡incluso más importante que el telescopio o la cámara! La razón de esto es que es solo la montura la que determina la precisión con la que su cámara y telescopio pueden rastrear el cielo y, por lo tanto, cuánto tiempo puede exponer sin experimentar rastros de estrellas. Recoger la mayor cantidad de luz posible es fundamental en la astrofotografía de cielo profundo, y sin una montura ecuatorial de calidad, estará limitado en la cantidad de luz que puede recolectar en cada exposición. Por esta razón, además de la cámara y el telescopio, recomendamos gastar alrededor de la mitad de su presupuesto total en la montura para obtener imágenes de cielo profundo.

     

    Otra consideración importante para la obtención de imágenes de cielo profundo con una montura ecuatorial es la capacidad de carga útil. La capacidad de carga útil, que es la cantidad de peso que puede soportar la montura (excluidos los contrapesos), es la especificación más importante para cualquier montura ecuatorial. 

     

    Para los observadores visuales que tienen un telescopio pero no una montura, las monturas independientes de altitud-azimut son una excelente opción. Muchos de estos vienen con la misma capacidad computarizada que tienen la mayoría de las monturas ecuatoriales. Después de un proceso de alineación simple, esta capacidad de acceso computarizado permite que la montura no solo encuentre y apunte a los objetos automáticamente, sino que los rastree y los mantenga centrados a través del ocular. Para los observadores binoculares, un trípode con un cabezal de altitud-azimut hace que la experiencia sea simple y agradable, y los montajes estilo paralelogramo mejoran esto al permitir ángulos de visión aún más cómodos.

    Ya sea que solo esté esperando agregar la capacidad de seguimiento y acceso a su telescopio visual existente o si tiene la mira puesta en fotografiar galaxias y nebulosas débiles, ofrecemos una amplia variedad de soportes para cualquier necesidad. 

     

    Ver todas las monturas

     

    Introducción a las cámaras para astronomía

    Como ocurre con la mayoría de los equipos de astronomía, no existe una cámara de "talla única" que sea la mejor en todo. Si espera obtener imágenes de objetos del espacio profundo, una cámara de astronomía refrigerada es el camino a seguir. Si espera obtener imágenes de los planetas, la luna, el sol u otros objetos del sistema solar, una cámara de alta velocidad de fotogramas hará maravillas por usted. Comprender la diferencia entre estos diferentes tipos de cámaras y sus especificaciones lo ayudará a decidir cuál es su próxima cámara para astronomía.

     

    Para obtener imágenes de cielo profundo, se trata de maximizar la cantidad de luz que puede recolectar y lo limpia que es la imagen. Cuando se toman imágenes de objetos del cielo profundo, es mejor utilizar una cámara refrigerada, que puede evitar el ruido durante exposiciones prolongadas. Las cámaras con mayor eficiencia cuántica, tamaños de píxeles más grandes, mayor capacidad de pozo completo (full well) y menor ruido de lectura, entre otras especificaciones, producirán imágenes más limpias. Haga clic aquí para ver nuestras recomendaciones sobre las mejores cámaras de imágenes de cielo profundo para principiantes.

     

    Para las imágenes planetarias, se trata de maximizar la cantidad de detalles en los planetas y otros objetos del sistema solar, que generalmente son increíblemente pequeños. Los planetas son tan pequeños que no solo requieren un telescopio de larga distancia focal, sino que las turbulencias en la atmósfera pueden tener un gran efecto en el nivel de detalle de la imagen. Para imágenes planetarias, un sensor pequeño y una cámara de alta velocidad de fotogramas es su mejor amigo. Haga clic aquí para ver nuestras recomendaciones sobre las mejores cámaras planetarias, lunares y solares.

     

     

  • Astronomia Definición

    La astronomía es la ciencia que estudia los cuerpos celestes del universo, incluidos las estrellas, los planetas, sus satélites naturales, los asteroides, cometas y meteoroides, la materia interestelar, las nebulosas, la materia oscura, las galaxias y demás; por lo que también estudia los fenómenos astronómicos ligados a ellos, como las supernovas, los cuásares, los púlsares, la radiación cósmica de fondo, los agujeros negros, entre otros, así como las leyes naturales que las rigen. La astronomía, asimismo, abarca el estudio del origen, desarrollo y destino final del Universo en su conjunto mediante la cosmología, y se relaciona con la física a través de la astrofísica, la química con la astroquímica y la biología con la astrobiología.

     

    Su registro y la investigación de su origen viene a partir de la información que llega de ellos a través de la radiación electromagnética o de cualquier otro medio. La mayoría de la información usada por los astrónomos es recogida por la observación remota, aunque se ha conseguido reproducir, en algunos casos, en laboratorio, la ejecución de fenómenos celestes, como, por ejemplo, la química molecular del medio interestelar. Es una de las pocas ciencias en las que los aficionados aún pueden desempeñar un papel activo, especialmente sobre el descubrimiento y seguimiento de fenómenos como curvas de luz de estrellas variables, descubrimiento de asteroides y cometas, etc.

    La astronomía ha estado ligada al ser humano desde la antigüedad y todas las civilizaciones han tenido contacto con esta ciencia. Personajes como Aristóteles, Tales de Mileto, Anaxágoras, Aristarco de Samos, Hiparco de Nicea, Claudio Ptolomeo, Hipatia de Alejandría, Nicolás Copérnico, Tycho Brahe, Johannes Kepler, Galileo Galilei, Christiaan Huygens o Edmund Halley han sido algunos de sus cultivadores. La metodología científica de este campo empezó a desarrollarse a mediados del siglo XVII. Un factor clave fue la introducción del telescopio por Galileo Galilei, que permitió examinar el cielo de la noche más detalladamente. El tratamiento matemático de la Astronomía comenzó con el desarrollo de la mecánica celeste y con las leyes de gravitación por Isaac Newton, aunque ya había sido puesto en marcha por el trabajo anterior de astrónomos como Johannes Kepler. Hacia el siglo XIX, la Astronomía se había desarrollado como una ciencia formal, con la introducción de instrumentos tales como el espectroscopio y la fotografía, que permitieron la continua mejora de telescopios y la creación de observatorios profesionales.

     

    La palabra astronomía proviene del latín astrŏnŏmĭa /astronomía/ y esta del griego ἀστρονομία /astronomía/. Está compuesta por las palabras άστρον /ástron/ 'estrellas', que a su vez viene de ἀστῆρ /astḗr/ 'estrella', 'constelación', y νόμος /nómos/ 'regla', 'norma', 'orden'.

    El lexema ἀστῆρ /astḗr/ está vinculado con las raíces protoindoeuropeas *ster~/*~stel (sust.) 'estrella' presente en la palabra castiza «estrella» que llega desde la latina «stella». También puede vérsele en: astrología, asteroide, asterisco, desastre, desastroso y muchas otras.

    El lexema ~νομία /nomíā/ 'regulación', 'legislación'; viene de νέμω /némoo/ 'contar', 'asignar', 'tomar', 'distribuir', 'repartir según las normas' y está vinculado a la raíz indoeuropea *nem~ 'contar', 'asignar', 'tomar', distribuir'; más el lexema ~ία /~íā/ 'acción', 'cualidad'. Puede vérsela en: dasonomía, macrotaxonomía, tafonomía y taxonomía.

    Etimológicamente hablando la astronomía es la ciencia que trata de la magnitud, medida y movimiento de los cuerpos celestes.

×
×
  • Crear nuevo...