Jump to content

charla en escuela


sielfi

Publicaciones recomendadas

Hola! Necesito que me ayuden. Me invitaron a brindar una charla de astronomía en la escuela donde concurre mi sobrina. Es para su curso, ella asiste al 6º, tienen entre 11 y 12 años. Por favor, si me pueden dar ideas sobre qué hablar, incluso de algún experimento que pueda hacer con ellos.

Tengan en cuenta que no hay proyector, ni computadora.

Lo que pensé es en pedirles que, junto al profesor, anoten preguntas sobre el Universo que les interese contestar o saber. Y en base a eso armar la charla.

La verdad que estoy nerviosa, todavía no les contesté si acepto o no, así que si me dan ideas, se los agradecería mucho.

Saludos!

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Silvina

Te mi consejo, que es sólo eso, sino te gusta no estás obligada a seguirlo.

Yo lo plantería al revés, hablá de vos y la astronomía, contales que ves por el telescopio, que sentís cuando ves lo que ves y mientras tanto mechalo con datos información de los objetos astronómicos.

De esa manera no hay pregunta posible que no puedas contestar, ya que vos ponés el tema y hablás de lo que sabés y te gusta. También vas a estar mucho más cómoda y segura. Y esto último es importante, ya que los chicos lo notarán. En un grupo de alumnos, no todos estarán interesados en tu charla, pero seguí el ritmo de los que si lo están, te darás cuenta enseguida cual es el grupo de los interesados.

Por otro lado, si dejás libre el tema, podés terminar en una lista de cosas muy molestas que van desde astrología, ovnis, invasiones exterrestres, etc

Vuelvo a repetirte que este es mi consejo y si no te gusta no hay problema.

Saludos,

Carlos

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Hola Silvina.

Hace 2 años que doy clases y charlas de astronomía a chicos de 12 y 15 años, en una escuela secundaria, y te puedo decir por experiencia que comenzar con las dudas que puedan tener sobre el tema es una buena estrategia, ya que en general es muy poca la información que reciben sobre astronomía y casi siempre de mala manera o de forma distorsionada. Una vez que arrancás vas a ver que se te pasa volando y se enganchan seguro, ya sea por un tema o por otro. Te recomiendo que veas el material de Serio Galarza en http://www.sagitarioblues.blogspot.com.ar/ , que da muchas charlas por las escuelas y plazas de Santa Fe y tiene escritos unos materiales buenísimos con ideas y lenguaje muy piola.

Si necesitas ayuda no dudes en consultar y eso si, si das la charla comentá como te fué :wink:.

Saludos y mucha suerte!

Ulises

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Hola, gracias Ulises por tu concepto hacia mí persona.

Sobre las charlas en las escuelas: sí, hace 4 años que doy charlas en escuelas y a edades que van de los 4 o 5 años hasta los 80 años.

Si es una primaria, tienes algo a favor, el programa de la nación incluye temas de astronomía.

No conozco tu formación, te hablo en general, mi consejo sería:

Habla solo de lo que amas, habla solo de lo que te entusiasme, no mientas nunca, pregunta mucho pero no preguntes nunca aquello que tu ya sepas. El arte de enseñar es preguntar algo que no sabes, luego, puedes acompañar al alumno a encontrar respuestas.

Otra: no hay nada en el cielo que no pueda ser contestado con los elementos o ejemplos de la vida común, de cada uno, por ejemplo, una bicicleta: una bicicleta sirve para casi todo lo que debas explicar sobre el cielo. O la cocina, la cocina sirve para explicar casi todo, asimismo. Entonces, cuando un niño te pregunta por que un sol es redondo, o por que brilla, o por que caen las estrellas??? trata de contestar siempre con ejemplos, nunca con razones, las razones no existen.

Aprovecho esta charla para postear la actividad de ayer y hoy con una escuela de casilda:

http://sagitarioblues.blogspot.com.ar/2 ... tario.html

espero poder ser útil.

Sergio

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Justamente iba a indicar como referente a Sergio Galarza y sus charlas (y justo apareció! :sabio )

Sin dudas que va a ser una experiencia interesantísima, que vas a poder llevar sin problemas. Con solo asomarse a una ventana, van a poder observar material de estudio: sol, cielo, estrellas, etc etc.

Y como bien dice Sergio, siempre a lo sencillo y palpable.

Ahora, ojo, que los chicos tienen muchísima info de astronomía; con sólo navegar en la web tienen acceso a montones de artículos, juegos interactivos y nociones de astronomía, ni qué hablar, además, si tienen acceso también a libros ... Y me animo a decir que los que tiendan al abordaje de temas no convencionales como ovnis, extraterrestres, etc, van a ser los menos, seguramente te vas a sorprender por el nivel de conocimientos que posean.

Bueno, suerte, y contános después cómo fue la experiencia!

Saludos,

Hugo.-

Hugo Beltrán Erpen

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Silvina, y en función de lo que preguntás y de lo que aporta Hugo, que dice bien, los niños saben mucho por la tv y la web, amén de los libros que puedan tener a su alcance (aunque son los menos, según mi experiencia en Santa fe).

Releo tu post y dices "aún no acepté". A mí me gustaría que aceptes, pues hay mucha riqueza en el encuentro de tus experiencias y saberes con su expectativa. Deben de ser niños de 4º o 5º grado, en esa edad ven el sistema solar, así que tan solo podrías contar cosas no tradicionales sobre esos planetas, por ejemplo, que en los gigantes de gas casi no puedes pararte sobre ellos, que venus sufre de efecto invernadero, que marte no tiene campo magnético (para esto, llevá una brújula, muestra cómo la brújula siempre se orienta en la Tierra, di entonces que en Marte, la brújula casi no sirve). Puedes contar que los cráteres son restos de impactos terribles, puedes contar sobre las estrellas fugaces (muchos no saben lo que son), puedes, con un globo terráqueo y una pelota de telgopor simular eclipses. Puedes contar que la tierra gira alrededor del sol y que la noche no es sino mirar a través de la sombra que la tierra proyecta, y que por ello, cada vez que la Tierra avanza en su órbita, miramos una parte de cielo distinta. Yo uso para esto no la palabra cielo, sino la palabra pared, pues coloco un niño que haga de sol en el centro del salón y luego voy haciendo girar el globo a medida que camino alrededor del niñosol, así, las noches siempre apuntan hacia alguna pared del salón. Cuenta sobre las 3 marías, muchos niños las conocen (no sé si se ve el cielo en tu localidad). Lleva también un CD, con él puedes mostrar que oculto en el espacio hay colores o cosas desconocidas que solo se hacen visibles con trucos de la ciencia. Puedes contar que las estrellas nacen crecen y mueren, puedes contar que así como la llama de una cocina es azul y a veces blanca, y que el carbón se ve rojo de noche (o una parrilla de una estufa encendida) cada color solo es una muestra y prueba del calor (color calor) que la estrella envía hacia el cielo, es decir hacia nosotros. alli te mandas un cuento tremendo sobre que hay soles azules, jóvenes de 4º grado, fuertes, que hay soles blancos, menos jóvenes, como de 7º, que luego hay soles amarillos como la maestra o tu, (no se tu edad, perdón) y que luego hay soles naranjas y rojos como sus abuelos, y que cada sol que envejece se enfría un poquito. Esto les causa gran impresión y se divierten mucho. Tambien puedes dibujar en el pizarrón soles pequeños y gigantes y pintarlos de color y decir que los rojos solo dan calor, que los amarilos calor y luz, que los azules calor luz y rayos x (ellos conocen las radiografías); es decir, puedes contarles cualquier cosa. Lo que importa es que en tus palabras se traduzca tu gusto por el cielo.

Un saludo.

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Muy interesante!!! Felicitaciones.!!

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Muchas gracias Carlos, Ulises, Sergio, Hugo, Ariel por responderme. Voy a tomar los consejos de todos, realmente ahora me siento más tranquila y segura.

No se me había ocurrido, pero me agradó la idea de Carlos, de hablarles de lo que me gusta, de mi experiencia al ver por el telescopio, etc. Gracias Sergio también por todos los ejemplos que me diste, me son muy útiles, son muy didácticos y fácilmente ayudan a comprender todos esos temas que están empezandoa a estudiar en estos días. Si se realiza la charla voy a usarlos.

Estén seguros de que me ayudaron muchísimo. Finalmente acepté, ahora hay que ver si se concreta, si el profesor se organiza para que yo vaya.

De nuevo muchísimas gracias a todos!! :D

PD: desde ya que si se realiza, en este mismo post, les voy a comentar cómo salió todo.

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Invitado
Este tema está cerrado a nuevas respuestas.
  • ¿Cómo elegir un telescopio?

     

    Los telescopios vienen en muchas formas y tamaños, y cada tipo tiene sus propias fortalezas y debilidades. El primer paso para decidir qué telescopio comprar es saber para qué lo desea utilizar. Estas son las formas de usar un telescopio:

     

    Astronomía visual: el proceso de mirar a través de un ocular conectado a un telescopio para ver objetos distantes.
    Astrofotografía: la práctica de usar una cámara conectada a un telescopio o lente para fotografiar objetos en el espacio exterior.
    Ambos: si desea utilizar un telescopio tanto para imágenes como para imágenes, ¡también está bien!

     

    Solo sepa que los telescopios que pueden hacer ambas cosas bien generalmente cuestan más.
    Para la astronomía visual, especialmente los telescopios para principiantes, la mayoría de los telescopios ya vienen como un paquete completo. Eso significa que el telescopio estará listo para usar e incluye el telescopio, la montura y cualquier otra cosa que necesite para comenzar, como oculares y otros accesorios. Para hacer astrofotografía que no sea con un teléfono inteligente, los componentes generalmente se venden por separado para permitir un enfoque más personalizado. Esto significa que si está interesado en obtener imágenes más allá de solo con un teléfono inteligente, generalmente deberá comprar el telescopio, la montura y la cámara por separado.

     

    El segundo paso para decidir qué telescopio comprar es tener una idea de lo que principalmente desea observar o fotografiar. Si puede reducirlo entre uno u otro, hará que su decisión sea mucho más fácil. Por supuesto, un telescopio se puede usar para otros fines, como la visualización terrestre (durante el día), pero es importante decidir primero cómo lo usará por la noche:

     

    Objetos planetarios / del sistema solar: esto incluye los planetas, la Luna y el Sol.
    Objetos del cielo profundo: esto incluye galaxias, nebulosas, cúmulos de estrellas y cualquier otra cosa más allá de nuestro sistema solar.0

     

    Tanto espacio profundo como Planetaria: hay un grupo selecto de telescopios que son excelentes tanto para cielo profundo como planetario, especialmente para astrofotografía, pero generalmente cuestan más.
    El tercer y último paso para decidir qué telescopio comprar es incorporar su presupuesto, qué tan portátil es la configuración que desea y su nivel de habilidad en su decisión. 

     

    Recomendamos leer ¿Cómo elegir un telescopio?

     

    Introducción a las monturas de telescopios

    Aunque la mayoría de los telescopios para principiantes ya vienen con algún tipo de montura incluida, comprar una montura por separado puede abrir muchas puertas para más posibilidades de observación o imágenes. Para los observadores visuales, un montaje de altitud-azimut es el camino a seguir. Para los astrofotógrafos que realizan imágenes de cielo profundo, una montura ecuatorial producirá los mejores resultados. Las monturas híbridas combinan lo mejor de ambos mundos a un precio más alto, y los rastreadores de estrellas son como mini monturas ecuatoriales para el creador de imágenes que viaja o para el principiante.

     

    Para astrofotografía, especialmente para imágenes de cielo profundo, la montura es posiblemente el componente más importante de cualquier configuración. Sí, lo has leído bien, ¡incluso más importante que el telescopio o la cámara! La razón de esto es que es solo la montura la que determina la precisión con la que su cámara y telescopio pueden rastrear el cielo y, por lo tanto, cuánto tiempo puede exponer sin experimentar rastros de estrellas. Recoger la mayor cantidad de luz posible es fundamental en la astrofotografía de cielo profundo, y sin una montura ecuatorial de calidad, estará limitado en la cantidad de luz que puede recolectar en cada exposición. Por esta razón, además de la cámara y el telescopio, recomendamos gastar alrededor de la mitad de su presupuesto total en la montura para obtener imágenes de cielo profundo.

     

    Otra consideración importante para la obtención de imágenes de cielo profundo con una montura ecuatorial es la capacidad de carga útil. La capacidad de carga útil, que es la cantidad de peso que puede soportar la montura (excluidos los contrapesos), es la especificación más importante para cualquier montura ecuatorial. 

     

    Para los observadores visuales que tienen un telescopio pero no una montura, las monturas independientes de altitud-azimut son una excelente opción. Muchos de estos vienen con la misma capacidad computarizada que tienen la mayoría de las monturas ecuatoriales. Después de un proceso de alineación simple, esta capacidad de acceso computarizado permite que la montura no solo encuentre y apunte a los objetos automáticamente, sino que los rastree y los mantenga centrados a través del ocular. Para los observadores binoculares, un trípode con un cabezal de altitud-azimut hace que la experiencia sea simple y agradable, y los montajes estilo paralelogramo mejoran esto al permitir ángulos de visión aún más cómodos.

    Ya sea que solo esté esperando agregar la capacidad de seguimiento y acceso a su telescopio visual existente o si tiene la mira puesta en fotografiar galaxias y nebulosas débiles, ofrecemos una amplia variedad de soportes para cualquier necesidad. 

     

    Ver todas las monturas

     

    Introducción a las cámaras para astronomía

    Como ocurre con la mayoría de los equipos de astronomía, no existe una cámara de "talla única" que sea la mejor en todo. Si espera obtener imágenes de objetos del espacio profundo, una cámara de astronomía refrigerada es el camino a seguir. Si espera obtener imágenes de los planetas, la luna, el sol u otros objetos del sistema solar, una cámara de alta velocidad de fotogramas hará maravillas por usted. Comprender la diferencia entre estos diferentes tipos de cámaras y sus especificaciones lo ayudará a decidir cuál es su próxima cámara para astronomía.

     

    Para obtener imágenes de cielo profundo, se trata de maximizar la cantidad de luz que puede recolectar y lo limpia que es la imagen. Cuando se toman imágenes de objetos del cielo profundo, es mejor utilizar una cámara refrigerada, que puede evitar el ruido durante exposiciones prolongadas. Las cámaras con mayor eficiencia cuántica, tamaños de píxeles más grandes, mayor capacidad de pozo completo (full well) y menor ruido de lectura, entre otras especificaciones, producirán imágenes más limpias. Haga clic aquí para ver nuestras recomendaciones sobre las mejores cámaras de imágenes de cielo profundo para principiantes.

     

    Para las imágenes planetarias, se trata de maximizar la cantidad de detalles en los planetas y otros objetos del sistema solar, que generalmente son increíblemente pequeños. Los planetas son tan pequeños que no solo requieren un telescopio de larga distancia focal, sino que las turbulencias en la atmósfera pueden tener un gran efecto en el nivel de detalle de la imagen. Para imágenes planetarias, un sensor pequeño y una cámara de alta velocidad de fotogramas es su mejor amigo. Haga clic aquí para ver nuestras recomendaciones sobre las mejores cámaras planetarias, lunares y solares.

     

     

  • Astronomia Definición

    La astronomía es la ciencia que estudia los cuerpos celestes del universo, incluidos las estrellas, los planetas, sus satélites naturales, los asteroides, cometas y meteoroides, la materia interestelar, las nebulosas, la materia oscura, las galaxias y demás; por lo que también estudia los fenómenos astronómicos ligados a ellos, como las supernovas, los cuásares, los púlsares, la radiación cósmica de fondo, los agujeros negros, entre otros, así como las leyes naturales que las rigen. La astronomía, asimismo, abarca el estudio del origen, desarrollo y destino final del Universo en su conjunto mediante la cosmología, y se relaciona con la física a través de la astrofísica, la química con la astroquímica y la biología con la astrobiología.

     

    Su registro y la investigación de su origen viene a partir de la información que llega de ellos a través de la radiación electromagnética o de cualquier otro medio. La mayoría de la información usada por los astrónomos es recogida por la observación remota, aunque se ha conseguido reproducir, en algunos casos, en laboratorio, la ejecución de fenómenos celestes, como, por ejemplo, la química molecular del medio interestelar. Es una de las pocas ciencias en las que los aficionados aún pueden desempeñar un papel activo, especialmente sobre el descubrimiento y seguimiento de fenómenos como curvas de luz de estrellas variables, descubrimiento de asteroides y cometas, etc.

    La astronomía ha estado ligada al ser humano desde la antigüedad y todas las civilizaciones han tenido contacto con esta ciencia. Personajes como Aristóteles, Tales de Mileto, Anaxágoras, Aristarco de Samos, Hiparco de Nicea, Claudio Ptolomeo, Hipatia de Alejandría, Nicolás Copérnico, Tycho Brahe, Johannes Kepler, Galileo Galilei, Christiaan Huygens o Edmund Halley han sido algunos de sus cultivadores. La metodología científica de este campo empezó a desarrollarse a mediados del siglo XVII. Un factor clave fue la introducción del telescopio por Galileo Galilei, que permitió examinar el cielo de la noche más detalladamente. El tratamiento matemático de la Astronomía comenzó con el desarrollo de la mecánica celeste y con las leyes de gravitación por Isaac Newton, aunque ya había sido puesto en marcha por el trabajo anterior de astrónomos como Johannes Kepler. Hacia el siglo XIX, la Astronomía se había desarrollado como una ciencia formal, con la introducción de instrumentos tales como el espectroscopio y la fotografía, que permitieron la continua mejora de telescopios y la creación de observatorios profesionales.

     

    La palabra astronomía proviene del latín astrŏnŏmĭa /astronomía/ y esta del griego ἀστρονομία /astronomía/. Está compuesta por las palabras άστρον /ástron/ 'estrellas', que a su vez viene de ἀστῆρ /astḗr/ 'estrella', 'constelación', y νόμος /nómos/ 'regla', 'norma', 'orden'.

    El lexema ἀστῆρ /astḗr/ está vinculado con las raíces protoindoeuropeas *ster~/*~stel (sust.) 'estrella' presente en la palabra castiza «estrella» que llega desde la latina «stella». También puede vérsele en: astrología, asteroide, asterisco, desastre, desastroso y muchas otras.

    El lexema ~νομία /nomíā/ 'regulación', 'legislación'; viene de νέμω /némoo/ 'contar', 'asignar', 'tomar', 'distribuir', 'repartir según las normas' y está vinculado a la raíz indoeuropea *nem~ 'contar', 'asignar', 'tomar', distribuir'; más el lexema ~ία /~íā/ 'acción', 'cualidad'. Puede vérsela en: dasonomía, macrotaxonomía, tafonomía y taxonomía.

    Etimológicamente hablando la astronomía es la ciencia que trata de la magnitud, medida y movimiento de los cuerpos celestes.



×
×
  • Crear nuevo...