Jump to content

Nuevas sobre astronomía (10/4/2010)


Publicaciones recomendadas

Espectacular galaxia asimétrica

El telescopio espacial Hubble ha obtenido una espectacular imagen de la galaxia M66, característica por sus brazos espirales asimétricos y su centro aparentemente desplazado. Forma parte del trío de Leo, junto a las galaxias M65 y NGC3628. Los astrónomos consideran que la inusual asimetría de M66 se debe a la influencia gravitacional de las otras dos. Este trío está a unos 35 millones de años luz de la Tierra, en la constelación de Leo. M66, con un diámetro de unos 100.000 años luz, tiene un récord notable de explosiones de supernovas: sólo desde 1989 se han detectado allí tres, la última el año pasado. En la nueva imagen del Hubble se aprecian líneas de polvo y grupos de estrellas brillantes a lo largo de los brazos espirales con gran detalle.

Galaxia_asimetrica.jpg

Fuente: http://www.elpais.com/articulo/sociedad ... usoc_9/Tes

La "galaxia oculta", al descubierto

Una criatura cósmica de largos brazos sale de su escondite en esta nueva visión de infrarrojos remitida por el telescopio espacial WISE (Wide Field Infrared Survey Explorer). Esta espiral en forma de caracol, llamada 'IC 342', es conocida como la 'galaxia oculta' porque desaparece en ocasiones al ser cubierta por la Vía Láctea.

Los astrónomos tienen dificultades para verla debido a las bandas brillantes de polvo y gas de nuestra galaxia. Sin embargo, los potentes 'ojos' infrarrojos de WISE traspasan este velo y ofrecen una nítida visión.

En una galaxia en espiral como 'IC 342', el polvo y el gas se concentran en sus brazos. Las bolsas más densas de gas desencadenan la formación de nuevas estrellas, como se representa en verde y amarillo. El núcleo, que se muestra en rojo, también está lleno de estrellas jóvenes, que están calentando el polvo. Las estrellas que aparecen en azul residen en nuestra Vía Láctea, entre nosotros y la 'IC 342'.

Esta galaxia ha sido de gran interés para los astrónomos porque está relativamente cerca. Sin embargo, la determinación de su distancia de la Tierra ha sido difícil debido a la intervención de la Vía Láctea. El astrónomo Edwin Hubble pensó que podría pertenecer a nuestro propio grupo local de galaxias, pero las estimaciones actuales ahora sitúan su lugar más lejos, de 6, 6 hasta 11 millones de años luz.

Esta imagen se realizó a partir de observaciones por los cuatro detectores de infrarrojos a bordo de WISE. Azul y cian representan la luz infrarroja en longitudes de onda de 3, 4 micras y 4, 6, que es principalmente la luz de las estrellas. Verde y rojo representan la luz en 12 y 22 micras, que es principalmente de las emisiones de polvo caliente.

pia13021-browse--647x231.jpg

Fuente: http://www.abc.es/20100408/ciencia-tecn ... 82015.html

Un cuarto de los cúmulos globulares de nuestra galaxia provienen de otras

Alrededor de una cuarta parte de los cúmulos estelares globulares en nuestra Vía Láctea llegaron aquí provenientes de otras galaxias, según un equipo de científicos de la Universidad Swinburne de Tecnología en Australia. Tales cúmulos globulares se formaron en otras galaxias y luego viajaron hasta la nuestra, la Vía Láctea.

Estos cúmulos estelares realizaron su travesía en los últimos miles de millones de años.

Anteriormente, muchos astrónomos ya sospechaban que algunos cúmulos estelares globulares, conteniendo cada uno entre 10.000 y varios millones de estrellas, eran ajenos a nuestra galaxia, pero resultaba difícil identificar con certeza cuáles.

Utilizando datos recogidos por el Telescopio Espacial Hubble, el astrónomo Duncan Forbes de la citada universidad australiana, y su colega canadiense Terry Bridges, examinaron cúmulos estelares globulares en la Vía Láctea.

Luego los investigadores prepararon la mayor base de datos de alta calidad de la que se tenga noticia, para registrar la edad y las propiedades químicas de cada uno de estos cúmulos.

Utilizando esta base de datos fueron capaces de identificar en muchos de los cúmulos estelares globulares los rasgos delatadores de su origen externo.

El trabajo de los investigadores también sugiere que la Vía Láctea puede haberse tragado más galaxias enanas de lo que se pensaba anteriormente.

A pesar de que las galaxias enanas se fragmentan y sus estrellas son asimiladas por la Vía Láctea, los cúmulos estelares globulares de las galaxias enanas permanecen intactos y sobreviven como tales.

090410a.jpg

Fuente: http://www.amazings.com/ciencia/noticias/090410a.html

Enlace al comentario
Invitado
Este tema está cerrado a nuevas respuestas.
×
×
  • Crear nuevo...